Jugar bien al fútbol no es sinónimo de conseguir el objetivo de la victoria, y eso es lo que le ha pasado este domingo al Coruxo en la semifinal de la fase de ascenso. El equipo vigués dispuso de las mejores ocasiones del encuentro, estrelló dos balones en los palos y tuvo más posesión, pero una polémica decisión del colegiado al expulsar a Youssef a dos minutos del final, condicionó el resto del encuentro.

El partido entre La Penya Deportiva y el Coruxo tuvo tres partes muy diferentes. Fueron los vigueses los que estuvieron mejor desde la salida. El cuadro balear apostó por jugar con tres centrales y dos laterales que jugaban muy arriba, esperando una contra que les permitiera adelantarse en el marcador. El plan estaba claro para La Penya, ya que el empate les valía al haberse clasificado mejor en el campeonato regular.

Aarón, del Coruxo, golpea el balón ante la presión de un jugador de La Penya. RFEF

El Coruxo tenía bien controlado el partido. Chiqui conseguía profundidad por su banda, mientras que por el otro lado, a Aarón le costaba más encarar hacia la portería. No tardaron en llegar las primeras ocasiones para un Coruxo, que se encontraba cómodo sobre el césped, estrellando dos balones en el palo por mediación de Lucas y Youssef. El partido estaba en donde quería el Coruxo, pero a media hora para el final hubo un hecho que cambió el partido. El parón para la hidratación no le vino bien al equipo vigués, que perdió fuerza y ya no tuvo tanta presencia en labores ofensivas.

Tras el paso por el vestuario, el partido se igualó. El técnico gallego de La Penya Deportiva había dejado en el banquillo a sus dos goleadores, y con el paso de los minutos les fue dando entrada en el equipo. Además, reorganizó el equipo defensivamente, esperando a los vigueses en su campo. Efectivamente el Coruxo tenía la posesión del balón, pero ya no conseguía entrar por la banda de Chiqui, y Youssef era una isla en la zona más adelantada del ataque.

La tuvo Jacobo Trigo a media hora para el final, cuando remató solo en el segundo palo, y el balón salió fuera por muy poco. La Penya no arriesgaba mucho, consciente de que el empate le valía, ya que estaban consiguiendo maniatar a los vigueses, a los que poco a poco se le estaban fundiendo las ideas.

Sin embargo, a dos minutos para la conclusión del encuentro, llegó la jugada que rompió el encuentro. Youssef chocó con un jugador de La Penya, en una acción que el colegiado no pudo ver ya que el cuadro balear estaba iniciando una contra. Sin embargo, paró el partido y le mostró la roja directa al delantero vigués, ante el estupor del resto de jugadores. Además, en el tiempo añadido, los vigueses reclamaron una caída de Silva dentro del área, ordenando el colegiado continuar el juego.

A partir de ahí todo se vino abajo para el Coruxo. El equipo, lógicamente, perdió el norte, y en el primer minuto de la prórroga encajó el primer gol. A pesar de ello, los vigueses lo siguieron intentando, pero los baleares sentenciaron el partido a trece para el final.

Ficha técnica

Penya Deportiva: I. Álvarez; Lucas, Cámara (Rober Costa, minuto 87, Pereira, Badal, Santana; Cristeto (Maxi, minuto 87), Calo, Ripoll (Ramón López, minuto 106); Ortiz (Piera, minuto 54) y Salinas (Chinchilla, minuto 69).

Coruxo: Alberto; Aitor Aspas, Lucas (Antonini, minuto 96), Jacobo_Trigo, Johan (Manu, minuto 105); Dani (Gandoy, minuto 93); CHiqui (Silva, minuto 95), Antón, Mateo (Borja DOmingo, minuto 105), Aarón (Álex Ares, minuto 67) y Youssef.

Goles: 1-0, minuto 91:_Chichilla. 2-0, minuto 107: Ramón López.

Árbitro: Manrique Antequera, auxiliado por Luján Foches y Alba Jiménez. Amonestó a Badal y Cristeto por La Peña Deportiva y a Silva, Aitor Aspas y Antonini por el Coruxo. En el minuto 88 expulsó al vigués Youssef.

Incidencias: Partido de semifinales de la fase de ascenso a Primera RFEF, disputado en la Ciudad Deportiva Camilo Cano de La Nucía. Destacar la presencia de la peña Coruxistas de Madrid y de la peña Manu Rodríguez de Elche.

Jacobo Montes: “El penalti que le hicieron a Silva es de libro”

Caras largas, en el vestuario del Coruxo tras la eliminación de la fase de ascenso a Primera Federación. Jacobo Montes, entrenador del equipo vigués, indicaba tras la conclusión del encuentro, que “fuimos muy superiores en la primera parte, creo que debimos ir con ventaja en el marcador. Recuerdo dos palos del Coruxo, dos ocasiones muy claras de Jacobo y otra de Chiqui, que no metemos. De ellos sin noticias en la primera parte. En la segunda parte se iguala todo mucho, y la verdad que no pasó gran cosa. Cuando estábamos más pendientes de la prórroga, vienen dos decisiones arbitrales muy sospechosas. Una es la expulsión de Youssef, tengo que verla por que no la vi y no puedo valorarlo, y la de Silva que sí puedo verlo y puedo valorarlo porque es un penalti de libro. En la prórroga, con uno de menos, nosotros estábamos cansados, y ellos nos cogieron en un par de contras. Estoy orgulloso del equipo que entreno, han trabajado como animales, solo me queda la duda de como habríamos competido ciento veinte minutos y con once para once”.