Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Sprint final

Juegos Olímpicos 2030: cinco días para salvar la candidatura de Cataluña y Aragón

El COE confía en llegar a un acuerdo antes del viernes tras 10 meses sin pacto | La bajada de decibelios políticos anticipa un nuevo intento en las próximas horas | El único ruido el fin de semana ha sido la manifestación contra los Juegos en Puigcerdà, que reúne a 2.500 personas

La ’rider’ catalana Queralt Castellet en los recientes Juegos de Invierno de Pekín.

El próximo 1 de junio Thomas Bach tenía previsto visitar Barcelona. Pero el viaje del presidente del Comité Olímpico Internacional no se producirá si antes del viernes no hay un acuerdo para que la capital catalana pueda presentar su candidatura a los Juegos Olímpicos de Invierno del 2030. 

El Comité Olímpico Español veía con buenos ojos que Barcelona volviera a ser olímpica y que los Pirineos acogieran los primeros Juegos invernales, pero 10 meses después de que Pere Aragonès enviara la carta oficial al COE para optar a los Juegos sigue sin haber acuerdo entre Cataluña y Aragón. 

Thomas Bach, en una reunión virtual del comité ejecutivo del COI. COE

Tensión desde el inicio

La tensión política se ha vivido desde el pistoletazo inicial de la carrera olímpica. No habían pasado ni 48 horas de la misiva de Aragonès cuando ya ha hubo el primer incendio. Y sonado. El presidente de Aragón, Javier Lambán, anunció la ruptura por parte de su gobierno de su compromiso con la candidatura conjunta con Catalunya. Denunció que su confianza en la Generalitat era "inexistente" tras la "deslealtad" de su homólogo. Un tono duro que ha mantenido desde entonces: después de suspender un encuentro en enero con el president de la Generalitat acusó en marzo al independentismo "intolerante, supremacista y excluyente" de "arruinar y boicotear" los Juegos.

Franco, Blanco y Vilagrà, en la sede del COE de Madrid. COE

Pero, a pesar de sus salidas de tono, el diálogo parecía abrirse poco a poco hueco para llegar a un acuerdo técnico, que había dejado para más adelante dos temas espinosos: el nombre de la candidatura y dónde se harían las ceremonias de apertura y clausura. Tras seis reuniones pacto repartía las pruebas de hielo, las que más audiencia generan: hockey en el Sant Jordi de Barcelona y patinaje y 'curling' en Zaragoza y Jaca. El Pirineo aragonés albergaría el biatlón y el esquí de fondo, mientras que el catalán acogerá las pruebas de esquí alpino, esquí de montaña, snowboard y freestyle. Sarajevo albergaría pruebas como las de 'skeleton', 'bobsleigh' o saltos, para cumplir con la nueva norma del COI, la Agenda 2020+5, que obliga a los nuevos proyectos olímpicos a no construir ninguna instalación nueva que no garantice la sostenibilidad, el impacto y el legado de la inversión.

El reparto de las pruebas

El Secretario de Estado para el Deporte, José Manuel Franco, la consellera de Presidència de la Generalitat, Laura Vilagrà, y el presidente del Comité Olímpico Español, Alejandro Blanco, validaron el 1 de abril "la propuesta presentada, debatida y acordada por la Comisión Técnica" ante la silla vacía que había dejado Aragón, que se desmarcó a última hora del acuerdo. Lambán calificó de "desafío" la reunión y afirmó que su gobierno "no podía aceptar por dignidad" un reparto que daba 54 pruebas a Aragón y 42 a Cataluña. Dos semanas después y en pleno pulso olímpico, el presidente aragonés desde 2015 anunció que volverá a presentarse a la reelección el año que viene.

Pese al malestar que generó en las otras partes que Aragón abjurara de lo acordado, el COE ha seguido manteniendo la línea de comunicación abierta con Aragón. Tras un mes de bloqueo, el COE sondeó una nueva propuesta que movía a Aragón dos pruebas, el 'freestyle' a Cerler y el esquí de fondo a Formigal, pero quitaba de Zaragoza el patinaje artístico. "Zaragoza pierde casi todo lo que tenía y el Pirineo Aragonés no gana casi nada. Casi todo se ubica en el Pirineo Catalán, nuestros competidores en el turismo de la nieve. No lo aceptamos", respondió Lambán.

¿Candidaturas en solitario?

Aragón, a pesar de los cuatro fracasos de las candidaturas olímpicas de Jaca, ha amagado con una candidatura en solitario. Y fuentes del Govern comentaron el miércoles a este diario que "si Aragón sigue así pedimos al COE que antes de perder los Juegos agote las posibilidades y estudie esto que plantea la Federació Catalana d'Esports d'Hivern (FCEH)", que reclama "valentía" para que Cataluña se presente en solitario.

Los informes realizados por la Generalitat entre 2018 y 2021 para presentar una candidatura en solitario a los Juegos de Invierno señalaban que, en base a los criterios de sostenibilidad que fija el COI, Catalunya no podía organizar los Juegos sin haber de realizar algunas pruebas fuera de su territorio. En los documentos se planteaba adaptar el Pla d'Anyella para el biatlón y esquí de fondo (que tendría un coste de 18,5 millones iniciales y 25,1 de inversión permanente) o construir una pista en Fira de Barcelona de 200 metros de largo por 80 de ancho para el patinaje de velocidad. Pero el COE propuso a la Generalitat a mediados de 2019 que, para evitar dispendios innecesarios, se pudiera sumar Aragón para suplir las carencias del proyecto.

¿Habrá consulta?

El COE, que descarta tajantemente candidaturas en solitario, sigue creyendo que habrá acuerdo para una conjunta. La bajada de los decibelios en los últimos días hace pensar que puede haber un penúltimo intento de acercamiento en las próximas horas. El único ruido que ha habido este fin de semana ha sido la manifestación contra los Juegos de este domingo en Puigcerdà. Unas 2.500 personas, según los Mossos (5.000 según la plataforma 'Stop JJOO') han pedido a la Generalitat que abandone el proyecto. Entre los manifestantes se encontraban Dolors Sabater, diputada de la CUP, y Jéssica Albiach, portavoz de los 'comuns' en el Parlament, y Elisenda Paluzie, presidenta de la ANC. El 24 de julio está prevista una consulta entre 55.000 personas de Alt Pirineu y Aran en la que si ganará el 'no' el Govern apagaría el pebetero La duda ya no es si el tren olímpico seguirá en marcha a partir de esa fecha sino si habrá descarrilado antes entre tanta turbulencia.

Compartir el artículo

stats