Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Ciclismo - O Gran Camiño

El azul más especial

Delio Fernández, Samuel Blanco y Alex Marque, este en el año de su adiós, debutan como profesionales en Galicia

Blanco, arriba a la derecha en la imagen, junto a su compañero Álvaro Trueba, entrenando ayer por Pontevedra. GUSTAVO SANTOS

O Gran Camiño arranca mañana, aunque con pasos que prolongan la historia. Ezequiel Mosquera, desde su empresa Emesport, recupera la Volta a Galicia profesional (1933-2000), a la vez que la renueva. Mercadotecnia, televisión y participación de alta calidad, encabezada por Alejandro Valverde en el año de su despedida. Mosquera, líder del añorado Xacobeo Galicia, ha plantado su proyecto sobre raíces profundas. Promocionará el país con una etapa en cada provincia: Porriño-Vigo, Bertamiráns-Ézaro, Maceda-Luintra y la crono final del domingo en Sarria. Y ha querido contar con los principales representantes gallegos en el pelotón profesional: Delio Fernández, Samuel Blanco, Alejandro Marque (Tavira), Guillemo García (Boavista) y Carlos Canal (Euskaltel-Euskadi). Los tres del Tavira llevarán el maillot azul de la escuadra lusa como el azul galaico de su corazón.

Delio Fernández. FDV

Con la ilusión de un debutante a pesar de sus 36 años recién cumplidos afronta Delio Fernández O Gran Camiño. “Esta es mi decimoquinta temporada como profesional y es la primera vez que corro en Galicia, más allá de una pequeña carrera en Portugal que cruzaba la frontera”, afirma el moañés. Esa “motivación especial” irá acompañada de la ausencia de ataduras en su nueva formación, el Tavira luso. “Vamos a tener libertad dentro del equipo. Llegamos con un buen ritmo después de la Volta ao Algarve, aunque hay que ser realista y saber que no tenemos el nivel para intentar ganarla”, señala. Eso sí, la alternativa será “buscar la sorpresa o meterse el mayor tiempo posible con los líderes. Luego la carretera pone a cada uno en su sitio. En cada etapa hay muchas carreras y nosotros queremos hacernos notar; unas veces podremos luchar por ganar y otras lo haremos para acaparar minutos de televisión”.

El cambio del Delko Marseille al Tavira ha supuesto una variación en el rol del corredor de O Morrazo. “Allí mi labor estaba cada vez más orientada a trabajar para los más fuertes y aquí hay otra mentalidad. En principio Marque y yo somos los que tenemos una mayor trayectoria y deberíamos ser los referentes en la Volta a Portugal, que es el gran objetivo, pero tampoco se puede descartar que haya corredores jóvenes que vengan pisando fuerte”, señala.

El veterano ciclista tiene muy claro que la aparición de O Gran Camiño tiene un efecto beneficioso. “Todos los deportes necesitan referentes para la promoción de su práctica y aquí desde que desapareció el Xacobeo en 2010 faltaba uno, salvo alguna etapa de la Vuelta a España”, razona. Ahora “tenemos una prueba profesional, de primer nivel, con un buen trazado, y que es importante para el ciclismo gallego, sobre todo después de la pandemia, cuando muchos niños abandonaron”.

Sobre el recorrido tampoco tiene dudas Delio Fernández. “Es muy atractivo, porque en cuatro días tiene de todo, una etapa al esprint, otra con un puerto duro y corto como el de Ézaro, la de Luintra de montaña con tres puertos finales y la última con una contrarreloj. Ganará el ciclista más completo”, señala, antes de añadir: “La etapa de Ézaro es el fiel reflejo de lo que supone el ciclismo para el turismo. Este verano coincidí con el alcalde de Dumbría y me decía que la etapa de la Vuelta a España allí supuso un boom importante. En este recorrido puede pasar con la Ribeira Sacra, que también es una gran desconocida y dará imágenes impresionantes”, sentencia.

Álex Marque. Álex Marque.

Alex Marque afronta su última temporada en el ciclismo de alto nivel y se ha encontrado con un regalo especial. “Esta vuelta es algo que todos llevábamos tiempo esperando”, afirma. “Mi primer contacto con el ciclismo profesional fue precisamente en una Volta a Galicia en la que fui con compañeros del Club Ciclista Estradense Hierros Diego al Alto do Seixo. Yo era un chaval que no estaba metido en este mundo y que un mecánico me regalase un bidón del Banesto fue algo que nunca olvidaré. Será muy bonito que otros chicos puedan vivir eso de nuevo”.

Marque se marca como principal objetivo “disfrutar de la afición y de correr en casa. Desde hace días la gente me pregunta y me da ánimos. Todos están muy atentos a este evento. Llevo muchos años en Portugal pero será la primera vez que tendré la oportunidad de correr en casa”.

En cuanto a la carrera, el ciclista estradense del Tavira destaca las cualidades como organizador de Ezequiel Mosquera, con bonitas etapas que harán disfrutar a los aficionados. “Veo una vuelta más para escaladores. Es un recorrido que le va como anillo al dedo a Valverde, que viene con un gran equipo, o para Ion Izaguirre”, valoró. “Todo se va a decidir en la etapa de Ézaro y en la etapa reina de Luintra. La contrarreloj, con solo quince kilómetros, va a dejar pocas diferencias”, auguró.

Aunque en otro punto de su biografía, la sensación de Samuel Blanco, a sus 27, se equipara a la de sus veteranos coéquipiers. “Ya correr en Galicia como amateur me hacía ilusión. Poder disputar aquí una vuelta profesional es el sueño. Es lo que quise hacer desde que empecé a andar en bici. Este año puedo hacerlo realidad”, celebra.

El chapeleiro se une a los elogios al alma de O Gran Camiño. “Para montar este proyecto hace falta alguien que organice bien un evento de estas características. Ezequiel lo ha conseguido en un tiempo récord. Hay que ser valiente. Es una inversión que te puede salir mal. Juegas con el dinero propio, que tienes que adelantar antes de que te llegue un retorno. Él ha arriesgado. Ha apostado por el ciclismo y el ciclismo le esté agradecido. De una forma u otra se le devolverá con beneficios y más cosas”.

“En su mente estaba lo de levantar al cicismo gallego”, añade sobre el de Teo. “Esta vuelta es una buena iniciativa; no solo a nivel económico o comercial, sino para promover la ilusión que existía con aquel Xacobeo Galicia. Es un gran escaparate para que la gente joven se fije de cara al futuro; que tenga una salida y una motivación para estar ahí el día de mañana”.

No solo Marque afronta su última campaña. Valverde sitúa Galicia como una de sus estaciones de despedida. “Seguro que viene con ganas de disparar”, anticipa Blanco sobre el ‘Bala’. “Traen un gran equipo. Él estará entre los favoritos y es el principal candidato a la victoria. Aunque ya había coincidido con él, es una ilusión poder correr con ídolos”.

El joven analiza la carrera: “La primera etapa es bastante fácil. Se prevé sobre el papel una llegada al esprint. La etapa del Ézaro será de mucho desgaste, de dureza, rompepiernas. Los últimos 50 kilómetros de Luintra, al día siguiente, son bestiales, de sálvese quien pueda cada uno. La última etapa, de la crono, decidirá si quedan todavía diferencias por hacer”.

Respecto al Tavira, anuncia: “Intentaremos ser protagonistas”. Aunque acepta que la cita gallega irrumpe pronto en su particular calendario: “Buscaba más la forma para abril y mayo por los objetivos del equipo. El otro ciclo potente será de cara a la Volta a Portugal. He estado haciendo gimnasio hasta última hora. Coges peso e intentas definir esa masa muscular. Pero dentro de mis posibilidades he intentado llegar lo mejor posible. Sé que no llego todo lo bien que debería. Pero no he tenido carreras antes, no tengo un punto de comparación”.

Compartir el artículo

stats