El Disiclín Balonmán Lalín consiguió ayer el primer título honorífico de la temporada en su estreno en el Lalín Arena este año. Los hombres de Pablo Cacheda se proclamaron campeones de invierno después de imponerse con claridad (37-27) a un Granitos Ibéricos Carballal que siempre estuvo a merced de los rojinegros y que ya desde el comienzo del partido se vieron por debajo.