Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Rodrigo Corrales | Jugador de la selección española de balonmano

“El objetivo, más que nunca, lo marcará la competición”

Rodrigo Corrales, ayer a la salida del hotel de concentración de la selección española en Madrid. RFEBM

Con 30 años y en uno de los mejores momentos de su carrera deportiva, Rodrigo Corrales (Cangas, 1991) volverá a ser uno de los principales argumentos de la selección española de balonmano para tratar de lograr en Eslovaquia y Hungría el que sería su tercer Campeonato de Europa de forma consecutiva tras los de 2018 y 2020. Fiel a su estilo, el cangués se muestra no obstante prudente, más aún habida cuenta del relevo generacional que afronta el combinado nacional y de las evidentes incertidumbres que abre el Covid-19 en un torneo tan corto.

El cangués se desplazará hoy con el equipo nacional a Eslovaquia, donde arrancará el jueves el Campeonato de Europa ante la selección de la República Checa, rival en la fase de grupos junto a Bosnia y Suecia.

– Incorporación y pretemporada con el Veszprem en julio de 2020, Champions en diciembre, Mundial con la selección en enero de 2021, Veszprem de nuevo, Juegos Olímpicos, de vuelta a su equipo y ahora el Europeo... ¿Cuándo fueron sus últimas vacaciones?

– El último descanso lo tuve con la pandemia, y fue forzado. Estas navidades tenía unos días de descanso y cogí el Covid otra vez, así que tuve que pasarlos aislado. Está claro que me hubiese gustado tener más descanso, pero creo que es casi peor la situación de estrés en la que estamos, con todas las precauciones para no contagiarnos. Es agotador. Ves que Japón no pudo jugar el amistoso con nosotros, que Irán vino con diez jugadores... Estos últimos dos años han sido muy exigentes, y lo que más cuesta es no tener la posibilidad de hacer una pretemporada, pero al final estoy haciendo lo que más me gusta.

– Arranca el Europeo el jueves y de nuevo con el Covid como protagonista, al igual que hace un año el Mundial.

– Estamos en las mismas del año pasado, solo que esta vez no se esperaba. Ha habido que ir adaptando protocolos, reduciendo espectadores, con menos gente en Eslovaquia y más en Hungría, con muchas selecciones en cuadro... Nosotros por el momento estamos teniendo suerte, y que estamos haciendo las cosas bien, claro.

“Intentaremos que no se note esa renovación que hemos tenido”, señala el meta

decoration

– Es una selección muy renovada, con un 50 por ciento del equipo formado por jugadores con una experiencia internacional más reducida.

– Hemos afrontado una renovación lógica, por la retirada de hombres como Raúl [Entrerríos] y por ir pensando en el futuro. Ha habido cambios en determinadas posiciones, en especial en la primera línea, que es donde hace falta más adaptación por ser la que lleva la batuta del juego. Pero la experiencia se consigue jugando, porque los que han venido tienen calidad e ilusión. Intentaremos que no se note esa falta de experiencia para ser un equipo competitivo y con posibilidades, pero más que nunca el objetivo lo marcará la competición.

– En todo caso, después de haber ganado los dos últimos Europeos y con el bronce en Mundial y Juegos de Tokio, España siempre está entre los favoritos.

– Si sigues la trayectoria del equipo desde fuera invita a la gente a pensar esto. Es bueno que la gente se ilusione con nosotros y tenga esperanzas, pero en el balonmano está todo muy abierto. Está claro que todo el mundo tiene ganas de hacer algo importante y tenemos nivel, pero es evidente también que hemos perdido efectivos y que hay selecciones que están por encima de nosotros a nivel individual. Nosotros trataremos de suplirlo como siempre, con el juego colectivo, repartiendo mucho los minutos y con mucho vídeo y trabajo. Intentaremos llegar hasta el final, porque si nos preparamos tanto tiempo, en una burbuja y sin contactos, es para ir a por todas.

"Es bueno que la gente tenga ilusión, pero en el balonmano está todo abierto", asegura

decoration

– Sobre el papel el calendario ha sido benévolo, con una fase de grupos no excesivamente dura, y con Dinamarca, Francia y Croacia en la otra parte del cuadro.

– Puede ser engañoso porque en la primera fase hay que ganar a Bosnia y a Chequia, y después como sea a Suecia, pero luego nos cruzaremos con Noruega y Alemania, a los que ganamos en los Juegos, pero de un gol. Está todo tan igualado que no sabes. Fíjate con Polonia, que le ganamos el amistoso pero solo de un gol. Para los deportistas es diferente, no se ve tan sencillo.

– En estas circunstancias, con los efectos del Covid, parece complicado hablar de favoritos.

– Sí, es muy complicado. Siempre es más sencillo hacer los análisis desde fuera. Para nosotros hablar de Dinamarca es algo aparte, porque nos ha ganado las últimas dos semifinales que hemos jugado contra ellos. Con Francia siempre hay que contar, pero hay otros equipos con mucha calidad. A Dinamarca lo veo muy bien, pero perdimos solo de uno en el Mundial y luego ganó a Egipto en los penaltis.

“Espero que el Cangas entre en Europa”

– ¿Cuándo se convirtió usted en uno de los veteranos del equipo?

– [Risas]. No lo sé, supongo que en el momento en que me metieron en el equipo de los mayores para el futbito [el combinado calienta en ocasiones con fútbol sala y los equipos se dividen entre los más veteranos y los más jóvenes]. Pero aunque la experiencia cuenta, siempre empiezas de cero y lo importante es cómo te sientes.

– ¿Tendrá unas connotaciones especiales este torneo por disputarse en Hungría, donde usted juega actualmente?

– Claro, aunque pensaba que sería más especial aún. Lo será si llegamos a semifinales, porque hasta ese momento nos toca jugar en Eslovaquia. Me hace ilusión porque Hungría es un país en el que estoy disfrutando.

– En su caso particular, y a pesar del Covid, llega al torneo tras un gran año en Veszprem y después de haber sido decisivo en el amistoso ante Polonia.

– Acabar el partido con una parada y ganar, aunque sea un amistoso, siempre motiva, aunque esto es un deporte de equipo. En Champions nos están saliendo muy bien las cosas y a nivel de confianza no habrá problema.

– Supongo que sigue muy pendiente del Frigoríficos.

– Por supuesto, he visto bastantes partidos y es un año para disfrutar. Está peleando por la zona alta con un equipo muy joven y bien trabajado, como se vio en la segunda vuelta de la pasada temporada. Juegan muy bien, con confianza y a ver si hacen una buena segunda vuelta y entran en Europa.

– Ha coincidido en la selección con Nacho Moyano estos días y anteriormente con Dani Fernández...

– Moyano lleva muchos años con los júnior y con un entrenador de su nivel todo es muy fácil. Y aprovechamos para hablar del equipo y de la vida en Cangas. Y Dani lo hizo muy bien cuando estuvo pero en su posición lo tiene difícil por ahora con Ariño y Ángel Fernández. Estoy seguro de que en el futuro estará con nosotros.

Compartir el artículo

stats