El Atlético de Madrid sigue sumido en una profunda crisis tras encajar su cuarta derrota consecutiva (2-1) este miércoles, en su visita al Granada, tras un partido aplazado de la novena jornada en el que los rojiblancos merecieron mejor suerte.

Los de Simeone se han metido en un buen lío. Esta derrota les saca de los puestos de ‘Champions’ y les induce a una de las peores rachas del técnico argentino desde que llegó al Manzanares.

El Atlético se adelantó nada más empezar el encuentro gracias a una gran jugada individual de Joao Félix. La alegría duró poco ya que Darwin empató el partido al cuarto de hora con un gran lanzamiento lejano. Ya en la segunda mitad Jorge Molina aprovechó una contra para darle la vuelta al marcador y certificar la victoria local.