Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Fútbol | 2ª RFEF

Los Montes recuperan la ilusión

En tres partidos han conseguido sacar al Coruxo de la zona de descenso del grupo

Jacobo y Marcos Montes, durante el partido del domingo pasado en el campo de Fragoselo ante el Llanera. // MARTA G. BREA

Jacobo Montes es la cabeza visible de la pareja que forma con su hermano Marcos. Sus caminos deportivos se unieron en el Coruxo, equipo al que volvieron después de dos aventuras incompletas. En esta segunda etapa en el cuadro verde, han logrado en quince días un primer objetivo por el que el equipo llevaba luchando muchas jornadas, salir de los puestos de descenso.

“La verdad, es que en estos tres partidos al frente, el rendimiento ha sido muy bueno. Conseguir siete puntos de nueve posibles y, sobre todo, de la dinámica en la que veníamos, pues creo que es una cifra importante que nos ha permitido salir de los de los puestos de descenso. Esperemos que de cara al 2022, el jugador se quite esa mochila pesada que llevaban a la espaldas y empezamos a rendir un poco mejor todos”.

El entrenador del Coruxo no piensa que este cambio de tendencia de paso a una competición diferente. “Continúa la misma Liga”, apuntó, “está claro que nuestra situación en estos últimos 15 días ha variado, no porque hace 15 días lo veíamos todo muy negro y ahora parece que empezamos a ver un poquito de claridad en medio del bosque, pero es cierto que las circunstancias son las que son. La realidad es que estamos en la jornada dieciséis, tenemos dieciocho puntos y estamos con solo uno por encima del descenso. Hay que hay competir esta situación. Está claro que es muy pronto para hablar de otros objetivos, creo que el objetivo tiene que seguir siendo el mismo, y que es no pasar apuros, ir poquito a poco, y si para abril las cosas van mejor ya nos plantearemos otros objetivos. Creo que nos equivocamos si nos desviamos del objetivo inicial”.

El técnico del Coruxo reconoce que en los primeros días al frente del equipo, su principal trabajo se centró en el aspecto psicológico. “De hecho, en estas dos semanas y media, tres, en las que estuvimos al frente del equipo, hubo mucho trabajo psicológico a nivel individual, jugador por jugador, y mucho trabajo a nivel colectivo, a nivel grupal. Es cierto que hemos metido algunos matices a nivel futbolístico, como es el ritmo ofensivo intensivo que le hemos dado y creo que más intensidad al equipo y conseguir que el Coruxo fuera un poquito más vertical en su juego. Detectábamos antiguamente que el equipo era muy horizontal es un juego y le intentamos dar un poco matiz un poco más vertical. Pero bueno, son aspectos tácticos, pero sí que en el aspecto mental pues hemos tenido que tocar muchas piezas y es muy poco tiempo para revertir la situación y que el futbolista pues qué rindiese mejor de lo que estaba rindiendo.

Otro de los aspectos en los que ha mejorado el Coruxo que acumula cuatro jornadas, tres con ellos en el banquillo, sin encajar un gol. “Está claro”, prosiguió, “que para cualquier equipo, y sobre todo para Marcos y para mí, que llegamos a mitad de temporada, conseguir que haya esa solidez defensiva tan pronto, bueno, pues creo que es un muy buen punto de partida. A partir de esa solidez defensiva, el equipo puede ir creciendo en otros aspectos más ofensivos, pero está claro que teníamos que el apuntalar la fase defensiva pues era vital para empezar a sumar puntos . Esa seguridad defensiva nos permite ir haciendo otras cosas, y dándonos seguridad para conseguir los resultados que conseguimos”.

En pocos días se abre el mercado invernal de fichajes, y los nuevos entrenadores del Coruxo ya le han hecho su carta a los Reyes Magos. “De hecho”, prosiguió, “tenemos una reunión, pero si que ya hemos anticipado algo de trabajo. Hay un par de posiciones que sí debemos reforzar, creo que necesitamos algo para el medio campo y algo de mediocampo hacia adelante, y a partir de ahí bueno, a ver si hay bajas inesperadas pues entonces tendrá que haber altas que compensen esas bajas inesperada. Pero sobre todo, en lo que hemos hecho hincapié tanto la Junta directiva como cuerpo técnico, en lo que es el hablar de esas posiciones que hay que reforzar, que lo que lo que venga tiene que mejorar lo que hay”.

En los próximos treinta días, el Coruxo solamente va a jugar un partido oficial, el día nueve ante la Segoviana, algo que tanto Jacobo como Marcos no les preocupa, ya que “está claro que a nivel colectivo, a nivel club, es malo parar cuando vienes de una dinámica positiva. Es cierto que encadenamos, sumando los registros anteriores, cinco partido sin perder, y como que parece que este paro que nos puede venir mal. Pero sí es cierto que después de esta semana que vamos a tener de vacaciones, pues a nosotros egoístamente hablando, pues nos viene bien para ir implementando cosas al modelo de juegos que queremos instaurar en Coruxo. Tienes dos semanitas extra para preparar el partido de Segovia y seguir así”. Los jugadores volverán al trabajo la próxima semana, con la mente puesta en Segovia”.

Compartir el artículo

stats