Séptima Copa Vigo para la viguesa Vicky Vázquez, central del Sárdoma CF (cuatro con El Olivo y tres con las blanquiazules sobre ocho ediciones), primera para el guardés Abel Lomba, entrenador debutante en el torneo vigués y que ha guiado al Alertanavia a su tercer título del siglo desde la fusión del Alerta Traviesas con la SD Navia.

El torneo más antiguo del fútbol modesto encumbró este festivo a las sardomistas, que finalmente derrotaron a un peleón pero mermado Peñasco (8-1), y a los del Pahiño, que van para récord: tres finales este siglo, tres títulos. Y esta vez sin llegar a los penaltis con en las dos ocasiones anteriores (0-2).

Con una grada que mostró un excelente ambiente –y acompañó la tarde–, los de Navia se hicieron con el trofeo porque supieron materializar sus ocasiones. André llevó la manija del Alerta y el once que actuaba de visitante mandó en el primer periodo. Además, su primer gol fue de escuadra y cartabón para diseño arquitectónico: Pedro Posada, “Pepo”, metió con el exterior del pie un pase entre la zaga azul a la izquierda, Jorge Nogueira se plantaba solo y tocaba raso y de zurda para su hermano Javier, que solo tenía que empujar el cuero. Un lujo en tres toques. Era el minuto 33.

Los jugadores del Alertanavia celebran uno de sus goles. Ricardo Grobas

El conjunto de Lomba había mandado tres avisos previos (Gael, fuera; Pintos, de cabeza y Costa, con un duro disparo salvado por Cristian.

Tres minutos después, un error en la entrega dejaba a Sergio con metros para avanzar y el portero del Alertanavia adelantado. Optó por apresurarse y mandar un disparo raso. Desviado. Un chut de Yoel, con intervención de Mateo, puso el punto final al primer periodo.

En la segunda mitad, los de “Sebas” Insagaray apretaron, pero llegó otra acción de Jorge Nogueira, un balón suelto que se paseó por el área azul, y Gael firmó el 0-2 con un disparo durísimo e imparable.

El once de A Guía tuvo ocasiones (Berto y Sergio), testarazo al larguero incluido, pero le faltó definición. “Sebas” firma su tercera final (dos como jugador) sin título. Las cosas (duras) que también tiene la Copa Vigo. Fernando Iglesias, vicepresidente de la Real Federación Gallega de Fútbol, hizo entrega del trofeo a los campeones, sucesores del Racing de Castrelos.

Marcador elocuente

A mediodía, con asistencia del concejal de Deportes, Manel Fernández, se jugó el choque por el título femenino. El Sárdoma ganó pero sufrió todo el primer tiempo. El peñasco de Norberto Losada, en cuadro (ausencias por motivos laborales), empezó perdiendo rápido (min. 5, Ainara Davila), pero aprovechó un error sardomista para igualar (1-1, min. 14, Nerea Blanco). Hasta que Cris desatascó el partido (2-1, min. 34) y Lucía Fernández, aprovechando un rechace de Iker a disparo de Yaiza, sentenció (3-1, min. 40).

Con un solo cambio disponible y su portera lesionada durante el segundo periodo, la goleada llegó en los minutos finales para un 8-1. El Peñasco (2ª Galicia) le haría el pasillo al equipo campeón en la entrega de trofeos. El club vigués ha firmado una excelente Copa Vigo: su plantilla masculina se metió en semifinales.

Para el Sárdoma es su tercer trofeo femenino en siete finales, que se suma a los cinco entorchados conseguidos por su equipo masculino cuando hace años la entidad que preside Begoña Aldao contaba con equipo de modestos.