Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Celta, a empezar bien para acabar bien

El cuadro celeste solo ha estado 95 minutos por delante de sus rivales | “Remontar siempre es difícil”, admite Coudet, que reza por abrir el marcador ante un enrachado Alavés

El Celta, a empezar bien para acabar bien

Un solo partido, contra el Alavés en Mendizorroza, pero muchos retos y tareas. El Celta se enfrenta este mediodía a un rival en racha, a un campo tradicionalmente complicado y a una temperatura polar. En lo propio, necesita la victoria que lo alivie de angustias. Un objetivo que exige mejorar la eficacia rematadora y la regularidad en el rendimiento. Los célticos han convertido en rutina la necesidad de reaccionar y contra ese vicio solo cabe la virtud de adelantarse.

El Celta se ha marchado al descanso con el marcador en blanco en trece de los catorce partidos que ha disputado esta temporada y ha anotado doce de sus catorce goles en los segundos tiempos. “Los números nos dicen que tenemos que mejorar los inicios. Pero desde lo futbolístico el equipo sigue mostrando cosas. Me parece que hay cosas para mejorar, pero también para sostenerse”, analiza Coudet.

El entrenador maneja otro dato significativo: el Celta solo ha ido en ventaja 95 minutos en toda la Liga. “Es muy poco”, conviene Coudet. “Estar remontando siempre es muy difícil. Cuando vienes corriendo de atrás el esfuerzo es siempre doble. Y son pocos los goles que hemos hecho en las primeras partes. Es una realidad que necesitamos mejorar”.

“Los números marcan una realidad y claro que la acepto. Y tenemos que aceptar las críticas y los análisis. Pero no todas las primeras partes fueron malas: la del Bilbao, Sevilla, Real Sociedad… Partidos en los que tendríamos que haber estado arriba por uno o dos goles y no fue así. Seguimos creciendo. Somos un equipo que propone, que genera. Estábamos más preocupados de generar sitaciones en las primeras fechas, que no las creábamos. Habíamos pateado 27 veces y habíamos acertado dos con el arco en los primeros tres partidos. Hoy sí generamos. Tenemos las sitaciones. Debemos estar más finos de cara al gol”. concluye el técnico.

Alineaciones previas del Alavés-Celta

Alineaciones previas del Alavés-Celta Hugo Barreiro

Cifras, porcentajes y sensaciones se sustancian en una última aseveración: “Creemos en lo que hacemos”. No es solo un mensaje para el consumo del celtismo, sino también un discurso hacia el vestuario que se refleja en la alineacion. Coudet sigue descartando cualquier alteración radical de dibujo o planteamiento. A Mendizorroza saltará con las señas de identidad que ha querido imprimir en el Celta desde que llegó: presión alta, apuesta por la posesión, verticalidad en la transicion.

El único debate, tanto interno como en el entorno, se centra en dos sociedades: la pareja de centrales y la de centrocampistas. Murillo, el defensor con más jerarquía, podria finalmente ceder el puesto ante el mejor rendimiento de sus compañeros, Aidoo y Araújo, cuya mayor velocidad y mejor manejo permiten al equipo sentirse más cómodo lejos de su portería. El otro dilema podría atañer también al meollo estilístico, si implicase la suplencia de Denis. No parece lo probable. Limitados a competir por el puesto de pivote defensivo, Fran Beltrán parte como favorito en estos instantes sobre Renato Tapia. “Es bueno que haya competencia. La competencia interna nos hará mejores”, se limita a señalar Coudet, que oculta cualquier pista sobre sus decisiones. Mallo ha entrado en la convocatoria aunque “con los tiempos justos”. Veiga y Carlos Domínguez han viajado a Vitoria.

El Celta no gana desde la décima jornada (0-3 en Getafe). Los meritorios empates ante Rayo, Barcelona y Villarreal no han bastado para escalar hasta la zona tranquila. Tampoco el buen juego que, con fluctuaciones, el equipo ha desplegado desde la visita a Balaídos del Sevilla. La ocasión demanda la versión más consistente durante los noventa minutos y eficaz en ambas áreas. El Alavés, que arrancó mal, lleva varias semanas en forma, amparado en su solvencia defensiva, su juego áreo, el desborde de Rioja y un Joselu que ha alcanzado su madurez futbolística y que ha pasado ya el duelo de no haber podido fichar por el Sevilla en verano.

Compartir el artículo

stats