El Vigo Rugby Club quiere dar un impulso a su estructura de cara a la nueva temporada con dos pilares fundamentales sobre los cuales tratarán de asentar su proyecto: mantener sus valores esenciales y, al mismo tiempo, aumentar su competitividad a nivel deportivo.

El refuerzo de la estructura directiva y deportiva con la incorporación de Oscar Ferreras como director deportivo y Joaquín Maguna como preparador físico son la apuesta para dar continuidad a la evolución y crecimiento que está mostrando el club. El objetivo sigue siendo el mismo, regresar a División de Honor gracias a una cantera de jugadores que sostengan el futuro de los equipos senior.

El nuevo director deportivo, Óscar Ferreras, aseguró que “hemos realizado una apuesta clave en la cantera presente en nueve categorías de Sénior a Sub6. Queremos aumentar nuestra presencia como club en nuestra ciudad y dar a conocer nuestros valores entre los más jóvenes.”

Imagen de la presentación del proyecto del Vigo Rugby Club. Ricardo Grobas

A este esfuerzo colectivo se suma el apoyo histórico y el trabajo conjunto con la Universidade de Vigo con quién se está desarrollando una serie de acciones de promoción del rugby haciendo especial hincapié esta temporada en la promoción del deporte femenino.

Natalia Caparrini, vicerrectora de Extensión Universitaria, comentó que “para la universidad el deporte es una parte esencial de la formación universitaria, nuestro objetivo es fomentarlo entre todos nuestros alumnos”.

Tanto en escuelas como en la etapa universitaria el Vigo Rugby Club ha visto incrementado el número de jugadores. Algo que llama más la atención en el apartado femenino con un 43% más de jugadoras que hace dos años. Ahí las posibilidades de crecimiento son grandes.