Iberconsa Amfiv y Servigest Burgos, que hoy se miden en Bouzas, no han empezado la temporada como esperaban. Ambos consiguieron su primera victoria el pasado fin de semana y necesitan otra. El Pabellón Pablo Beiro aumenta su aforo y podrá acoger a algo más de 400 seguidores en sus localidades.

El equipo burgalés que dirige Rodrigo Escudero ha sufrido varias bajas con respecto al año pasado: Luis Domingos, Will Bonner, Helder da Silva y la más importante, Mateusz Filipski. La plantilla se ha visto reducida, contando tan sólo con la incorporación del británico Callum Doherty. Siguen piezas esenciales como el polaco Andrzecj Macek y el británico Lee Fryer.

En lo que respecta al Iberconsa, Agustín Alejos espera mantener la versión que ofreció en Murcia y Fabián Romo, recuperar la senda anotadora. Será la primera vez sobre la cancha de Julio Vilas tras haberse convertido en miembro de pleno derecho de la selección española que disputará el Europeo en diciembre.

“Equipo corto el de Burgos este año aunque en cierta medida mantiene la estructura del año pasado con jugadores como Fryer o Macek, que han cogido más protagonismo al no estar Filipski”, confirma el entrenador del Iberconsa, César Iglesias. “Anotan mucho de contraataque, en situaciones de transición y protegen muy bien la zona para permitir mucho tiro exterior. Tenemos que controlar mucho el balance defensivo, estar sólidos en defensa, sobre todo a la hora del balance para que no nos corran, y tratar de pulir defensivamente estos arranques de partido que nos están costando. Debemos iniciar el partido más concentrados. Es un partido en casa ante un rival directo que tenemos que sacar adelante y nos estamos preparando para ello”.