Los analistas arbitrales de las radios españolas saltaron en tromba anunciando que la decisión de dar validez al gol de Mbappè (el segundo de Francia) era acertada. Según explicaron los responsables del VAR y el árbitro han entendido que, aunque la posición del delantero fue ilegal, el hecho de que Eric García tocase el balón en su desesperado intento por cortar el pase, habilitaba al francés. Los árbitros entienden que ese toque equivalía a una intención de jugar la pelota y por ese motivo se utilizaba un criterio similar al que considera legal aquellas jugadas en las que un defensa envía por error un balón hacia un delantero que está adelantado.

Independientemente de la explicación y de la decisión, la indignación que ha generado la jugada es enorme. Más allá de la literalidad del reglamento, la jugada no tiene pies ni cabeza. Eric García es evidente que acude a ese corte presionado por Mbappè que se aprovecha de su posición de fuera de juego. No hay más. El resto es una burda excusa.

Y así lo hicieron saber los internacionales españoles. El defensa César Azpilicueta lamentó la derrota encajada ante Francia en la final de la Liga de Naciones y criticó la concesión del segundo gol francés, validado por el VAR aunque “el árbitro es el que está para tomar decisiones”.

“No entiendo el gol anulado. El árbitro está para tomar decisiones y lo que tienen que hacer es por su propia iniciativa y que vaya al monitor. El fuera de juego es claro pero él piensa que Eric tiene opciones de jugar. La decisión la toma el VAR y eso es lo que me cuesta entender”, dijo Azpilicueta en Televisión Española.

“En el momento que la decisión está tomada no hay vuelta atrás y el equipo se ha ido hacia adelante tuvimos ocasiones para empatar pero su portero hizo buenas paradas”, recordó Azpilicueta.

El jugador del Chelsea se mostró satisfecho por la imagen ofrecida ante Francia en la final. “Está claro que es la campeona del mundo. Queríamos jugar con nuestra identidad y lo hemos conseguido. Nos costó diez minutos coger el tono y hemos jugado con nuestra forma hasta el final. Hemos durado poco con ventaja y eso ha sido una pena luego nos ha costado más”.

“El resultado es el que manda y nos hubiera gustado acabar de otra manera pero lo que manda es el resultado. Estoy orgulloso del grupo. Desde el primer partido contra Italia con solo dos entrenamientos jugamos de tú a tú a la campeona de Europa. Ahora contra una gran selección como Francia hemos estado a un gran nivel. Bueno, ahora a pensar en noviembre”, añadió el defensa español.