Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Atletismo - Cross

Álvaro Prieto y Bea Fernández conquistan Cabo Udra

Bea Fernández y Álvaro Prieto en el podio junto a autoridades de la Xunta, Diputación y Concello. | // G.N.

El Cross de Cabo Udra (en Beluso, Bueu) regresó ayer, un retorno que por sí solo ya supone todo un triunfo en un momento que toca avanzar hasta la “nueva normalidad”. El año pasado no se pudo celebrar por culpa de la pandemia y en esta ocasión los organizadores decidieron posponer su fecha –habitualmente es en junio– para afrontarlo con las mejores condiciones sanitarias posibles. Una apuesta que obtuvo recompensa, con más de 700 participantes entre todas las categorías y con una meteorología idónea. Con nueva normalidad o no, lo que no cambia es rey de esta prueba: el corredor cangués Álvaro Prieto, del Miler Running Club. El atleta suma tres participaciones consecutivas y en las tres se ha coronado en Udra. Ayer además lo hizo batiendo el récord de la carrera, con un tiempo por debajo de los 38 minutos. La ganadora absoluta en la categoría femenina fue la también canguesa Beatriz Fernández, del Corredoiras Bueu, que gana por primera vez en esta cita.

La prueba se celebró por el entorno natural de Cabo Udra, con salida y llegada en Chan de Esqueiros. Un circuito de 10 kilómetros exigente debido a las subidas y bajadas. Una de las novedades de este año es que la organización –la Asociación por Beluso (Asbel)– creó el Premio de la Montaña: un tramo cronometrado de algo más de 1,5 kilómetros en la subida al monte Carafixo y cuyos vencedores fueron el propio Álvaro Prieto y Beatriz Fernández.

Álvaro Prieto, en solitario, durante la carrera de ayer en Beluso. Gonzalo Núñez

La salida de la prueba absoluta, con 300 participantes inscritos, fue a las 12.00 horas. Esta vez no salieron todos a la vez, sino que lo hicieron en grupos de diez y cada 20 segundos. El objetivo era evitar aglomeraciones y minimizar así el riesgo de posibles contagios de COVID. En los primeros metros debían llevar la mascarilla puesta y a continuación se la podían sacar. A su llegada a meta una persona de la organización les entregaba otra nada más llegar.

El podio senior femenino. Gonzalo Núñez

El primero en cruzar la meta fue Álvaro Prieto, algo que ya se ha convertido en una tradición. El corredor cangués felicitó a la organización por su “valentía” para organizar el cross y por el estado impecable del circuito. “Intenté descolgarme desde el principio. Había dos chicos que al principio estaban cerca, pero vi que yo estaba mejor. A partir del kilómetro tres me fui y así pude gestionar mejor mi ritmo porque es un trazado con subidas, bajadas y giros”, contaba al cruzar la meta. Una victoria que además llegó con récord, con un tiempo de 37:30.

El Servisub-Grupo Roslev, ganador por equipos en categoría masculina. Gonzalo Núñez

La ganadora en la carrera absoluta femenina fue otra canguesa, que defiende los colores del Corredoiras Bueu. Era la segunda participación para Beatriz Fernández, que en la anterior fue segunda. “Es especial representar al club en esta prueba y ganar aquí”, manifestaba. Fernández intentó ponerse en cabeza desde los primeros metros, pero calculando bien sus fuerzas y adaptándose al circuito. “Estoy más acostumbrada a correr en asfalto. En la primera vuelta fui con mucha cabeza y a partir de la segunda apreté para descolgarme”, añadía Fernández, que cruzó la línea de meta con un tiempo de 45:11.

El A Rebufo Team, ganador por equipos en categoría mixta. Gonzalo Núñez

El cross tenía además categoría senior y veteranos. El podio en la primera fue para Carlos Enrique Gutiérrez, José María Lorenzo y Yago López en la carrera masculina y para Rebeca Mariño, Rosario Figueroa y Ángeles Castro en femenina. En veteranos, Abel Barros, Antón Amoedo y Santiago Falcón fueron los primeros hombres y Yolanda Campos, María del Carmen Souto y Mada García en mujeres.

Rosario Figueroa y Francisco Fernández "Fran Kiss", los primeros corredores de Beluso en cruzar la meta. Gonzalo Núñez

La organización también quiso premiar a los primeros corredores de la parroquia de Beluso en cruzar la meta, que fueron Francisco Fernández “Fran Kiss” y Rosario Figueroa. Otra de las novedades de este año fue la instauración de premios por equipos. En la categoría masculina fue para el Servisub-Grupo Roslev y en mixta para A Rebufo Team. El cross cuenta con otra carrera más corta, sobre un trazado de cuatro kilómetros y en la que vencieron Rodrigo Bermúdez (Corredoiras) y Carol Santos (Ría Ferrol).

Ángela Fernández, del Bueu Running Team, recibe el Premio Bravo por parte del presidente de Asbel, Marcos Torres. Gonzalo Núñez

Los primeros en tomar la salida fueron los más jóvenes. Las categorías escolares –desde pitufos a infantiles– contaban con un circuito adaptado a sus respectivas distancias, que iban desde los 100 a los 1.350 metros. Todos los participantes recibieron su medalla.

Un corredor celebra su entrada en meta tras completar los 10 kilómetros del Cross Cabo Udra. Gonzalo Núñez

El Cross de Cabo Udra no es solo deporte, sino que tiene un marcado carácter solidario debido a su colaboración con entidades como la Asociación Juan XXIII, que se encarga de elaborar los trofeos. Ayer había puestos de Adicam, Avempo y la Protectora de Animais do Morrazo. Además, la organización entrega el Premio Bravo, destinado a reconocer el trabajo de colectivos y personas. Este año lo recogió Ángela Fernández, del Bueu Running Team, que durante la semana entrena a un grupo de mujeres.

Compartir el artículo

stats