“Menuda presión al correr. En lo único que pensaba era que Jacobo no me podía pillar o me lo iba a chafar todo”, bromeaba Cristóbal Dios sobre su competición con Crego una vez cumplido su doble objetivo. El triatleta llegaba al Desafío Islas Cíes con una doble misión. Por un lado, la más conocida. El estradense había anunciado en los días previos su intención de retirarse del deporte de élite para centrarse en sus nuevas obligaciones laborales y en su familia.

Esa despedida estaba marcada para una de sus competiciones de referencia, donde había logrado la victoria de manera consecutiva durante cuatro años. El otro objetivo era secreto y contó para ello con la colaboración de la organización de la carrera. Estos dejaron pasar a su novia Tania a la zona de llegada para felicitarlo tras cruzar la meta pero lo que le aguardaba era una petición de matrimonio. La jornada terminó para Cristóbal Dios con su quinto triunfo en la carrera y con una boda que organizar.

Llegada del sector de natación. | // RICARDO GROBAS

El estradense, con el número 1, partía de inicio como el rival a batir en una carrera que había dominado con autoridad en los últimos años. En esta ocasión, sin embargo, no llegaba en su mejor nivel por su falta de preparación, lo que abría más el abanico de posibilidades. “Las sensaciones fueron horribles desde el inicio”, explicaba Dios ya con la medalla en su poder.

El estradense logró salir de primero en la sección de natación, con una ligera ventaja sobre sus rivales en la transición. “La idea era coger un buen ritmo en la bici pero me costó. Conseguí mantenerme de primero pero tenía a Ramón Troncoso muy cerca, a unos cuarenta segundos”.

Podio final de la carrera con Dios, Crego y Rey | // FEGATRI

El momento clave llegó con el sector de carrera a pie. El cuatro veces campeón de la carrera sufrió en la primera de las vueltas, con un ritmo muy inferior al habitual, lo que permitía a sus rivales acercarse un poco. En la segunda vuelta sin embargo fue entrando en una dinámica mejor y consiguió entrar en los kilómetros finales con una cómoda renta.

“Al final me dejé ir y pude disfrutarlo. En el último kilómetro se me puso la piel de gallina con tanta gente coreando mi nombre”, explicó. La segunda posición del podio terminó siendo para Jacobo Crego, mientras que Ricardo Rey acabó tercero.

El estradense pide matrimonio a su novia Tania tras cruzar la línea de meta. | L.D.

Meses de preparación

Una vez atravesada la meta, a Cristóbal Dios les esperaba otro reto. “Lo llevaba preparando desde hace unos meses. Al principio no me dejaban hacerlo, porque no querían dejarla pasar a la zona de meta por culpa de las restricciones por el COVID. Al final hicieron una excepción y la dejaron pasar, así que pude hacer la pedida de mano, de rodillas y con anillo incluido”, celebra.

A pesar de sumar su quinta victoria en el Desafío Islas Cíes, Cristóbal Dios se reafirmó en su decisión de dar un paso atrás en su carrera en el triatlón. “Todo tiene un principio y un final. Para mí llegó el momento de plantarse. Ahora me centraré en otras cosas, en establecer mi vida. No digo que en un futuro lejano no vuelva alguna vez a disputar un triatlón pero si hago algo, me gusta hacerlo bien y pelear por todo”, manifestó.

“Aunque ya no compita a este nivel no voy a dejar el deporte porque me gusta mucho. Puede que pruebe otras cosas, como preparar una maratón, pero ya no al mismo nivel de exigencia”.