El Real Madrid, dominador de la competición de clubes de más valor, con trece copas de Europa en sus vitrinas, inicia en San Siro frente a un remozado Inter de Milán el reto de volver a reinar en la Liga de Campeones ante el poderío de proyectos millonarios, con el hombre de la décima, Carlo Ancelotti, al mando.

El desafío se hace mayor según crecen las diferencias económicas entre clubes. El favoritismo ya no recae en el Real Madrid ni en ningún equipo español. Los focos apuntan hacia PSG, Manchester City o Chelsea. Tampoco los conjuntos italianos aparecen entre los candidatos, con un Inter como ejemplo ante su obligación de vender estrellas y renovarse.

Igualmente un Inter-Real Madrid siempre será centro de atención del mundo del fútbol. Un duelo que se reedita en fase de grupos por segundo año consecutivo y que el curso pasado sirvió al equipo que dirigía Zinedine Zidane para levantarse de la lona y reaccionar tras ver de cerca el desprestigio de caer a la Liga Europa. Los dos triunfos provocaron una reacción en el conjunto blanco, le acabaron dando el liderato de grupo y el impulso para encontrar su techo en semifinales.

Recurrió al hombre de la décima, Carlo Ancelotti, como relevo en el banquillo y sus números en ‘Champions’ con el Real Madrid son excelentes. En 25 partidos dirigidos firmó 19 victorias por solo tres empates y tres derrotas. En el recuerdo la final de Lisboa ante el Atlético de Madrid y la conquista de la ‘orejona’ tras doce años en el inicio de un ciclo que dejó cuatro títulos en cinco ediciones.

Poco tiene que ver la plantilla que dejó con la que hereda. Sin grandes referentes ya como Sergio Ramos o Cristiano Ronaldo, con una mezcla de la veteranía que representa el eterno Luka Modric con la juventud que abandera Vinicius. El brasileño se ha convertido en el gran referente junto a Karim Benzema. Protagonismo compartido en un Real Madrid que ha aumentado la velocidad ofensiva y ha reducido el toque. Con mayor verticalidad y un Eden Hazard recuperado para la causa estrenando demarcación, con libertad, a espaldas del 9.

Con las bajas de los laterales izquierdos Ferland Mendy y Marcelo, de Toni Kroos en el centro del campo o Gareth Bale en el tridente, además de Dani Ceballos, la atención se centra en el estado de David Alaba, llamado a liderar la zaga madridista. Llega a la cita tras superar unos problemas musculares que le impidieron jugar ante el Celta. Comenzó solucionando problemas en el lateral, pero el rendimiento de Miguel Gutiérrez cuando Ancelotti le ha dado paso invita a pensar en su vuelta como central.

Al mejor momento de Vinicius, con cuatro goles en cuatro partidos y un crecimiento inesperado en la definición, se suma como gran referente del gol Benzema. Con 71 dianas en la Liga de Campeones, si marca superará a Raúl González y quedará como el cuarto máximo artillero de su competición preferida. En tres de las cinco últimas ediciones el Real Madrid superó como segundo la fase de grupos. El primer objetivo es el liderato y rebajar lo subrido en la pasada edición.

El Inter recibe al Real Madrid en San Siro tras nueve años sin poder superar la fase de grupos de la Liga de Campeones y tras caer como colista de su liguilla el año pasado. Pese a que Inter y Madrid se hayan enfrentado en la Copa de Europa hace menos de un año, el club milanés llega a la cita tras una auténtica revolución vivida en el último mercado de fichajes, con los traspasos del belga Romelu Lukaku, el marroquí Achraf Hakimi y la salida del técnico Antonio Conte.

La crisis económica, agravada por el coronavirus, obligó al Inter a sacrificar a dos jugadores que lideraron al club el año pasado, pero la dirección deportiva consiguió reforzar a la plantilla con el bosnio Edin Dzeko, el argentino Joaquín Correa y el holandés Denzel Dumfries.

Benzema y Ancelotti se rinden ante Vinicius: “Es un jugador top”

Los elogios al brasileño Vinicius Junior se sucedieron en las comparecencias de Carlo Ancelotti y Karim Benzema en vísperas del estreno en Liga de Campeones ante el Inter de Milán, resaltando su evolución en la definición que le ha convertido en “un jugador top”. “Todo el mundo ve que la única diferencia que se nota en Vinicius es que es ahora mas frío ante la portería rival, pero es el jugador de los años pasados, muy rápido, muy bueno en el uno contra uno. Ha finalizado muy bien estos partidos y ojalá siga así”, dijo Ancelotti. “Vini es un jugador joven, ahora con experiencia en el club, que nos está ayudando mucho en el inicio de Liga, mete goles pero nos ayuda con mucha velocidad y nos va a ayudar todo el año. Siempre estoy con él, hablamos, si le puedo ayudar más para que triunfe en el Real Madrid lo voy a hacer. Creo en él. Es un jugador top”, añadió Benzema. La mejoría de Vinicius tiene una parte que se trabaja en los entrenamientos con Ancelotti. “Le intento como al resto, empujarle en el entrenamiento, pedirle que esté centrado en el trabajo”, dijo el entrenador italiano. “Después está su calidad y como está jugando en este período le da más confianza. Está muy bien físicamente, tiene muchas ganas e ilusión. Puede ser que el tiempo que pasó que no era tan bueno le da mucha motivación”, sentenció. El domingo pasado contra el Celta, el brasileño añargó la noche a Hugo Mallo: marcó un gol, y provocó el penalti que permitió a Karim Benzema completar un triplete.