Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Volta a Galicia ya huele a profesional

Mosquera y la Federación Gallega avanzan un proyecto que debería culminar en 2022 del 24 al 27 de febrero

Participantes en la Volta a Galicia de 1992. | // JESÚS DE ARCOS

Días felices para los aficionados gallegos al ciclismo. El entusiasmo que ha despertado la Vuelta no se diluye en el podio del Obradoiro. Aunque la ronda española tardará seguramente un par de años en regresar, figuras mundiales seguirán transitando las carreteras del país. La Volta a Galicia, si no se tuerce el plan, retomará el cartel profesional por primera vez en el siglo XXI. Sus principales artífices, Ezequiel Mosquera y Juan Carlos Muñiz, a falta de la confirmación oficial, desvelan datos. La Volta se disputará del 24 al 27 de febrero. Cada etapa discurrirá por una de las provincias. “La Vuelta no viene todos los años como es lógico, se tiene que repartir por toda España, pero sí puede haber un evento ciclista de primer nivel todos los años en Galicia. Una ventana al mundo a través del ciclismo”, resume Ezequiel Mosquera.

La Volta, en su formato original, tuvo 22 ediciones entre 1933 y 2000. Se detuvo a causa de la Guerra Civil y tuvo un parón prolongado entre 1953 y 1983, además de otras ausencias. Salvador Cardona fue su primer ganador y Andrei Teteriouk, el último; en medio, nombres extraordinarios componen el palmarés: Delio y Emilio Rodríguez,Belda, Blanco Villar, Mujika, Lejarreta, Echave, Cubino, Indurain, Olano, Serrano... Otros como Chiappucci, Bugno, Bruyneel, Rincón, Jalabert, Pino o De las Cuevas también participaron.

El cambio de siglo se llevó aquella prueba, que exigía un delicado tejido de apoyos políticos y financieros, sustituyéndola desde 2002 por su modesta versión para élite y sub 23. Los aficionados gallegos abandonaron las cunetas y quedaron definitivamente huérfanos cuando aquel sueño efímero del Xacobeo Galicia, creado en 2007, colapsó en 2010.

El amor a una Volta profesional ha anidado durante todo este tiempo en el corazón del que era precisamente el gran líder del Xacobeo, Ezequiel Mosquera. El santiagués posee una empresa, EME Sports, dedicada a la organización de eventos deportivos; entre ellos, pruebas relevantes de ciclismo. Posee el conocimiento, los contactos, la pasión y esa serena terquedad que exhibía en las grandas rondas: “Imos indo, imos vendo”.

El momento ha llegado. “Llevo muchos años pensando en esta idea”, revela Mosquera. Las restricciones de la pandemia han tenido un efecto positivo. Disminuyendo su actividad laboral, le han concedido margen para atar cabos y coser voluntades. “Es difícil de organizar, costoso, hace falta dinero. Pero la repercusión multiplica esa inversión. El seguimiento del ciclismo es global, una brutalidad. He tenido tiempo para maquinar el proyecto. Mi trabajo posterior ha sido hacérselo ver a los principales actores en este tema, que son los productores. Todos están convencidos”.

Mosquera tiene permiso de sus socios para anticipar datos, aunque todavía no pueda revelar sus nombres. “No busco protagonismo personal. En su día, cuando salga, el protagonismo será para quien pone el dinero. Se trata de promocionar el territorio con una Volta renovada en nombre, objetivos y concepto” Al atractivo de la mercadotecnia –piensa en una retransmisión de calidad para 180 países potenciales– se une la “nostalgia”.El resultado es una Volta profesional “sin confirmación oficial, pero muy madura”.

El presidente de la Federación Gallega, Juan Carlos Muñiz, y por su mediación el de la Española, López Cerrón, están respaldando a Mosquera para conseguir que la Volta tenga rango 2.1 para la UCI. Eso significa que el 70% de sus participantes serán escuadras de categoría World Tour, la máxima. Otras Procontinental (Euskaltel, Burgos, Cofidis...) completarían la nómina.

Como mejor prueba de lo afinado de su programación, su ubicación: del 24 al 27 de febrero, con etapas bien repartidas por Lugo, Ourense, A Coruña y Pontevedra. Las fechas pueden parecer ásperas, en el crudo invierno. Todo tiene sentido.Muchos equipos Worlt Tour instalan sus bases en la península desde comienzos de año. Compiten en Mallorca, Valencia, Murcia y Algarve antes de partir hacia las clásicas europeas o árabes. Galicia se ofrecerá como conclusión “sugerente” y apropiada de esa gira ibérica.

“Es un proyecto tremendo”, se emociona Muñiz. “Es un sueño recuperar esta prueba. Queremos darle esa recompensa a toda la afición del ciclismo gallego. Ezequiel lo tiene claro para atraer a los mejores equipos”.

Compartir el artículo

stats