José Antonio “Cohete” Suárez, a los mandos de un Skoda Fabia R5, y acompañado por Alberto Iglesias, partirá esta mañana como líder del 54 Rallye Recalvi Rías Baixas tras imponerse ayer en las dos pasadas por el Monte de O Castro.

Tres mil aficionados se desplegaron a lo largo del recorrido cumpliendo las normativas de seguridad y de Covid, disfrutando una tarde coches y, sobre todo, de buen tiempo.

A pesar de ser un tramo corto, mil seiscientos cuarenta metros, los pilotos no arriesgaron demasiado, ya que era un tramo en donde e mezclaba el asfalto y la tierra, con zonas estrechas en las que cualquier error podía pasar factura.

Cohete mejoró su tiempo en la segunda pasada, rebajándolo en dos décimas. Óscar Palacio no se quedó atrás, mejorando también en la segunda pasada y quedándose a siete segundo de su paisano. Vallejo, líder provisional del Nacional, contemporizó más con su Porsche 997 GT3 y no conseguía mejorar su primera pasada, cediendo al final diecisiete segundos y dos décimas sobre la cabeza.

En el Criterium Recalvi, Pedro Castro y Álvaro Vila, pilotando un Mitsubishi Evolution IX acabaron las dos primeras secciones con 1.6 segundos de ventaja sobre el Peugeot 206 XS pilotado por Isaac Duran y Adrián Fernández, que lidera el Desafío Kumho Asfalto sobre el BMW 325i de Yago Seoane y Óscar Chamorro. En lo que se refiere a la Challenge Recalvi, Óscar Palacio, con un Ford Fiesta R5, aventaja al Fabia R5 de Pablo Rey en nueve décimas.

Destaca el buen papel de los hermanos Pais, Alejandro y Santiago, a los mando de un Renault Clio RS N5, que acabaron las dos primeras pasada por O Castro en quinta posición, a 7.6 décimas del líder provisional del rallye.

Tres mil aficionados llenaron las plazas habilitadas en el Monte de O Castro. Alba Villar

Jornada decisiva

La victoria final en el rallye se decidirá a lo largo de la jornada de hoy, con un primer tramo a las 9.03. Cohete Suárez parte como el gran favorito de la prueba, pero en los dos tramos de ayer Óscar Palacio demostró que puede estar a la altura del piloto de Skoda, por lo que la lucha puede ser muy interesante.

Pero no podemos olvidarnos de Sergio Vallejo, el “lobo”, que a buen seguro apretará desde muy pronto para recortar la desventaja que tiene con la cabeza del rallye. El de Meira perdió diecisiete segundo con respecto a Cohete, y de mantenerse la tendencia podría alejarse de los puntos y ver peligrar su liderato del Nacional.

En estas luchas no podemos olvidarnos de equipos que en la jornada de ayer demostraron que están a un gran nivel. Los pilotos de la Escudería Rías Baixas corren en casa ante su afición, y eso es un plus extra que siempre aporta unos segundos más.

Las temperaturas de la jornada no van a ser altas, por lo que los neumáticos pueden jugar un papel muy importante. Los tramos son exigentes, por lo que será importante que las gomas tengan la temperatura necesaria para no sufrir demasiado.

Pero si la lucha por la cabeza es emocionante, no lo es menos en las diferentes “copas” que se celebran y que tiene a los pilotos separados por muy pocos segundos. En total 102,20 kilómetros cronometrados que seguro que van a dar mucho juego en una de las pruebas destacadas del calendario.

En la jornada de hoy sábado, los competidores harán tres pasadas por los tramos de Vigo-Nigran y de Gondomar Porriño; mientras que por Salceda tan solo se darán dos pasadas, a las 10.30 y 14,41 horas.

Importante recordar a los aficionados que acudan a los tramos, que respeten las señalizaciones instaladas por la organización para que la prueba finalice siendo, como en los últimos años, un rotundo éxito. Tampoco hay que olvidarse de mantener las medidas anti covid como la distancia social.

Para aquellos aficionados que no acudan a los tramos, podrán disfrutar del rallye en la calle Policarpo Sanz, en donde los vehículos se reagruparan una vez finalizado el rallye a las 19.44 horas. Posteriormente, a las 20.30 se procederá a la entrega de premios.