La tripulación de Samertolaméu se impuso con clara superioridad en la VIII Bandera Bahía de Mera de la primera división de la Liga gallega, superando a su más directo rival Bueu-Teccarsa en la tercera serie, la de los favoritos. Primer largo muy ajustado con las dos proas iguales, para coger ventaja de seis segundos los de Meira en la segunda, y a partir de ahí remar con serenidad para adjudicarse la Bandera de Honor sin demasiados agobios, porque Bueu fue perdiendo comba e incluso Mecos y Cabo de Cruz que les seguían, fueron perdiendo segundos, para ser superados por Puebla que con una regata soberana ganó la segunda serie con un excelente crono que le llevó a la tercera plaza general.

Mera que fue segundo y Vilaxoán tercero en esta segunda serie, pasaron al sexto y octavo general respectivamente. Rianxo, vencedor en la primera manga, fue séptimo en la general y a continuación Esteirana, Salgado-Perillo y Muros. Faltó a la cita Cesantes.

Y en Chapela, el campeón de la XXXV Bandera Concello de Redondela de la Liga B fue un magnífico vencedor el equipo de Mugardos, que se anota la tercera victoria consecutiva y siempre en la élite junto con Narón y Cedeira. Ayer en Chapela doblegó a Narón en un excelente largo final con Cedeira, tercero, y sin olvidar a Amegrove que fue cuarto. Esta tercera serie dominó la clasificación general, no en vano son los cuatro favoritos.

En la primera serie Virxe da Guía puso la apuesta alta con su victoria, y así fue un magnífico quinto en discordia, seguido de Samertolaméu-Oversea-B, Chapela, Vila de Cangas, Puebla y Castropol. No participó Cabana-Ferrol también con problemas sanitarios de contagios de la pandemia entre sus remeros.

Y la VI Bandera Concello de Redondela Femenina tuvo un desarrollo en cierto modo rocambolesco. Cabo de Cruz salía como el equipo favorito e indiscutible ya que su más directo adversario Chapela, competía con un equipo cuajado de titulares y suplentes. Ganó Salgado-Perillo con sólo dos segundos por delante de Chapela y tercero Cabo de Cruz.