El nadador del Real Club Náutico de Vigo, Miguel Martínez Novoa, se impuso en la XI edición de la travesía a nado Costa Serena-Gran Premio Concello de Nigrán con un tiempo de 49:54. La prueba se celebró hoy en Praia América (Nigrán) con más de 450 nadadores, récord absoluto de participación. El vigués llegó a meta por delante de David Rodríguez Lago (52:37) y Marcos Vila Cid (53:55). En la categoría femenina, la vencedora en el recorrido de 4.000 metros fue la nadadora Estíbaliz Bugallo Pérez, con un tiempo de 58:42. En segunda posición llegó Ángela Martínez Novoa (01:01:34), completando el podio Esther Valiño Gómez, con un tiempo de 01:03:54. En el categoría sin neopreno en la prueba de 4.000 metros se impusieron Carlos Luis García Colomo y Vanesa Rodríguez Pérez, en la categoría masculina y femenina, respectivamente.

Imagen de los nadadores antes de la salida. Pablo Hernández

En la prueba de 2.700 metros, en la que participaron más de 100 nadadores, el vencedor en la categoría masculina fue el nadador asturiano Diego Gutiérrez López (39:03), segundo fue Daniel Vicente Ferreira (39:21) y, tercera y primera en la categoría femenina, Vania Soares Neves (42:25). En la categoría femenina se impuso Vania Soares Neves, por delante de Sara Fernández Pérez (44:24) e Irene Rivadulla Mallo (46:35).

Un nadador arroja su mascarilla al contenedor antes de entrar en el agua. Pablo Hernández

En el recorrido de 800 metros ganó Yago Vicente Ferreira (11:56), seguido de Lucas Ribó Miguel (12:11) y Ticiano Domínguez Philocreon (12:41). En la categoría femenina, ganó Marta Barbeito Domínguez (14:05), superando a Catalina López González (14:09) y Paula Ibáñez Jimeno (14:57).

Esta edición estuvo marcada por un estricto protocolo sanitario y el cumplimiento de las medidas de seguridad por parte de los participantes, que tuvieron que llevar mascarilla hasta antes de la salida y al llegar a meta se les entregó una. Además, las salidas se realizaron de forma escalonada cada 5 segundos y en la llegada los nadadores tuvieron que formar una fila única, manteniendo la distancia de seguridad en todo momento. Tanto la salida, como la meta y zona pódium estuvieron balizadas para garantizar la seguridad de los participantes. Antes de entrar en el agua se les tomó la temperatura a todos los nadadores.