Novak Djokovic se llevó una alegría doble en la primera jornada de Wimbledon. El serbio cedió el primer set ante su estreno ante Jack Draper, pero... no se inmutó lo más mínimo y se impuso por 4-6, 6-1, 6-2 y 6-2 en dos horas. Pero lo mejor para él llegó un rato después. Stéfanos Tsitsipas, su rival en la final de Roland Garros y que marchaba por la misma parte del cuadro para disputar una hipotética semifinal, cayó ante el estadounidense Frances Tiafoe. Y no lo hizo en un partido igualado. El griego perdió por 6-4, 6-4 y 6-3 ante un jugador que llegaba al torneo después de ganar el Challenger de Nottingham. Tsitsipas llegó a Londres sin haber disputado torneo alguno previo sobre hierba y se despidió en la primera jornada.

Garbiñe Muguruza debutó con una cómoda victoria ante la francesa Fiona Ferro (6-0, 6-1), y se enfrentará en segunda ronda a la neerlandesa Lesley Kerkhove, en una jornada en la que también vencieron Roberto Bautista y Pedro Martínez y en la que se despidieron Alejandro Davidovich y Roberto Carballés.

Con más de cinco horas de retraso por la aparición de la lluvia, Muguruza, actual número 12 del mundo y ganadora del ‘grande’ británico en 2017, saltó a la hierba del torneo inglés muy fuerte, y consiguió romper a las primeras de cambio el servicio de su rival. De hecho, exhibió una superioridad total ante la tenista gala.