Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

fútbol - Tereera División

La contrarreloj del Choco

El equipo redondelano regresó ayer a los entrenamientos, tras diez días confinados, para preparar su inminente duelo en el play-off de ascenso que le medirá al Somozas

Los jugadores del Choco aplauden tras lograr la clasificación para el play-off. // PABLO HERNÁNDEZ

Los jugadores del Choco aplauden tras lograr la clasificación para el play-off. // PABLO HERNÁNDEZ

Gonzalo Fernández se encontró ayer con sus jugadores después de diez días de forzoso distanciamiento. Lo hizo con la esperanza de que este parón motivado por la aparición de un positivo en su vestuario no haya atascado demasiado un engranaje que hace dos semanas funcionaba perfectamente. Antes de encerrarse en sus casas el Choco preparaba el enfrentamiento ante el Somozas, el primero de los tres partidos que tendría que ganar para lograr un histórico ascenso a Segunda Federación. Los redondelanos estaban en el mejor momento de la temporada. De los seis partidos que componían la segunda fase de la competición habían ganado cuatro y empatado dos. Eso les había permitido obtener una de las dos plazas para el play-off de ascenso y presentarse como una seria amenaza para el Somozas, su rival en la primera de estas eliminatorias que se disputan a un solo partido en el campo del mejor clasificado (el Somozas en este caso).

Pero todo se truncó con el positivo. Los diez días de confinamiento se unían así a las dos semanas que estuvieron sin competir debido al positivo en el Somozas. Los de Gonzalo Fernández no juegan un partido desde hace casi un mes y ahora se ven obligados a preparar contrarreloj la cita más importante de la temporada. El técnico, como la mayoría de los mortales, asume de forma estoica la situación: “No queda otra que llevarlo de la mejor manera y esperar que el efecto de este parón no haya sido demasiado importante. Nos está tocando a todos vivir situaciones muy complicadas por culpa de la pandemia y debemos asumirlo”.

El técnico del Choco explica que “los efectos de este nuevo confinamiento los vamos a ver en estos primeros entrenamientos. A los jugadores les hemos puesto una serie de tareas para hacer en función de sus condiciones para que estuviesen algo activos. Pero no es lo mismo el que tiene casa o vive en un piso. La idea es que se moviesen algo, pero no es sencillo”.

Fernández lamenta que se hayan encontrado con este importante inconveniente cuando estaban en lo mejor de la temporada: “Es una pena porque estábamos ya pensando en el play-off y hemos tenido que parar. Llevamos mucho tiempo sin competir y lo único en lo que pensamos es en que no se note demasiado”. Además, sobre el estado de forma del equipo su técnico insiste en que “no es por ser oportunista pero estábamos en el mejor momento de la temporada. Tanto en el terreno físico como en el de juego. Pero tenemos que asumir que en un año como éste pueden suceder estas cosas”.

Una de las esperanzas del entrenador y del resto de la familia choquista es que la Federación Gallega de Fútbol pueda retrasar el enfrentamiento ante el Somozas para ganar unos días para recuperar algo de ritmo: “En principio vamos a trabajar dos días y luego estamos a la espera de cuándo se juega el partido. Esperemos que no sea el fin de semana y se dispute a mediados de la próxima para ganar unos días”.

El Estradense (que se impuso al Alondras en el primer partido del play-off) les espera en caso de que superen al Somozas. Como esperan hacer ellos, a los cangueses no les valió tener la ventaja de jugar en su campo: “Es que el Estradense es un poco como nosotros que ha llegado a estas alturas de la temporada en un gran estado de forma y cuesta mucho ganarle en cualquier circunstancia”. Y muestra un deseo: “Esperemos que cualquier carencia física que tengamos la podamos tapar o compensar con la ilusión”.

Compartir el artículo

stats