Abel Caballero aseguró ayer en Radio Vigo que el Concello afrontará en solitario la reforma de las pistas de Balaídos y que no esperará por la Xunta de Galicia.

El alcalde de la ciudad aseguró que “le he dado instrucciones al concejal de Deportes para que se ponga manos a la obra. Vamos a reformar esa instalación y lo va a pagar íntegramente el Concello de Vigo”. Caballero insistió en que no va a esperar a la Xunta de Galicia –que se había comprometido a llevar a cabo la obra hace años pero que achacaba el retraso a adecuar la normativa urbanística– y que ya se van a poner en marcha para realizar una obra sobre la que no dio demasiados detalles. El alcalde también aprovechó para decir que el módulo cubierto prometido en el IFEVI por la Xunta “no está en el proyecto”.