Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Entrevista

Clemente: "El racismo no existe en el fútbol, son chorradas"

El exseleccionador español rememora sus títulos de Copa con el Athletic como jugador y entrenador

Javier Clemente.

Sus reflexiones nunca dejan indiferente a nadie. Opina con la misma naturalidad de la final de Copa de este sábado que del covid, el VAR, el racismo o la polémica política. Javier Clemente (Barakaldo, 71 años) conserva la contundencia y la locuacidad de siempre. Dirigió a una docena de clubs, entre ellos el Athletic de su corazón; el Espanyol, con el que alcanzó la final de la UEFA en 1988; o el Atlético, además de ser exseleccionador de España, Serbia, Camerún y Libia. El último técnico campeón de Copa con los 'leones' atiende a EL PERIÓDICO, diario del mismo grupo editorial que este medio, deseando que llegue su vacuna.

-¿Cómo ha vivido estos tiempos complicados de pandemia? 

-Ha sido un año un poco aburrido, pero no cabe otra. Uno se mentaliza para cumplir las normas, aunque son un poco coñazo. Se hace muy incómodo especialmente por el tema de la movilidad. Llevo mal lo de no poder desplazarme a ver gente. Te obligan a estar en el pueblo y aún no me han dicho nada de la vacuna. Nos han dejado tirados a los de 70-80 años. Parece que aún no hay dosis para nosotros y ya han llegado para gente más joven. Estoy deseando vacunarme. Sería un alivio. Te la pones, te quedas tranquilo y ya te puedes ir a cualquier lado. Si la gente no se vacuna esto no se acabará nunca.

"Este Barça a veces me aburre. Me gusta el fútbol rápido. El toca, toca y toca sin llegada no vale nada"

decoration

-¿Lleva también mal lo de no poder acudir a los estadios? 

-El fútbol sin ir al estadio es un poco patraña. Nos estamos acostumbrando a verlo solo por la televisión y no es lo mismo. No tiene nada que ver. Tampoco tengo muy claro si todo será como antes cuando vuelva la normalidad. El fútbol se vive en los campos. Fíjate en la final de Copa entre nosotros y la Real Sociedad. Fue una pena que se celebrara sin aficiones. 

-¿Le dolió mucho perder esa histórica final para el País Vasco? 

-Yo no me tomo mal las derrotas . Me hubiera gustado ganar, lógicamente. No soy tonto. Pero reconoces que jugamos peor y ya está. No soy de los que me llevo un disgusto muy grande ni una alegría excesiva. Es fútbol.

Los jugadores del Athletic mantean a Clemente tras llegar al Botxo en la tradicional Gabarra después de conquistar la Liga y la Copa en 1984. EFE

-Usted ganó la Copa como jugador (1969) y como entrenador (1984). Empecemos por la primera. ¿Qué recuerdos tiene de ese partido? 

-Siempre he dicho que es más bonito jugar que entrenar. En aquella Copa disfruté mucho. Me sentí muy partícipe del éxito. Me gustó más la que gané jugando que la que gané entrenando y dando órdenes. De la final en sí contra el Elche dicen que di el pase del gol, pero ya no me acuerdo. Han pasado más de 50 años, qué mayor soy.

-Vamos con la segunda, la mítica final contra el Barça de Maradona conquistada en el Bernabéu. 

-En esa final veníamos de ganar la Liga unos días antes. Sin duda, fue más importante la Liga que la Copa, pero llevar a 50.000 personas a Madrid fue la hostia. Ahora tengo ganas de que volvamos a ganar una Copa. Me fastidia que me recuerden siempre que fui el último entrenador que ganó la Copa hace treinta y pico años. Es demasiado tiempo. Somos una afición de gente vasca, muy particular. Nuestra juventud no ha visto ganar nunca nada importante. Deseo que la gente joven se vuelva a ilusionar, que se enganche al Athletic.

"Nuestros jóvenes no han visto nunca ganar nada importante. Hay que volverlos a ilusionar"

decoration

-¿Cómo se explica esa sequía tan prolongada de éxitos? 

-Se han hecho muchas cosas mal para llevar tanto tiempo así. Ha cambiado la identidad del juego y la filosofía en Lezama. Necesitamos un trabajo más específico, no tan generalizado. Hubo técnicos que no lo veían así y nos llevaron en los últimos 20 años por un camino no adecuado.

-Volviendo a 1984, ¿entiende cómo pudo montarse aquella tremenda tangana al final del duelo? 

-No sé qué leches le pasó a Maradona. No supo perder, supongo que no pensaba que podía palmar contra nosotros. A partir de ahí, los jugadores se unen cuando hay un follón, nunca faltan colaboradores. Y allí todos se unieron, los de un bando y los del otro. Se equivocó uno y todos fueron detrás. Hubo que entrar y entramos. Pero bueno, para mí lo importante era el triunfo, no el jaleo final. La celebración también fue inolvidable. Era el segundo año que íbamos en la Gabarra, fue una ocurrencia muy bonita.

-Ahora llega otra final contra el Barça. ¿Ve posibilidades al Athletic capacitado para vencer?

-El favorito es el Barça. Será una final difícil para nosotros, pero espero jugar mejor que contra la Real. Lo más importante es que es una final, se juega a un partido y siempre hay alguna posibilidad. Espero ver un duelo en el que el Athletic muera en el campo, que se esfuerce al máximo y salga todo perfecto. Si no jugamos bien no podremos hacer nada. Si el Barcelona tiene un buen día te puede hacer una avería.

"Messi quiere al Barça y se lleva bien con Laporta, que es un tío majo y estupendo. Le convencerá y seguirá también por sus hijos"

decoration

-¿Le gusta el Barça de Koeman?

-Le he visto días de todo, unos muy bonitos y otros horribles. En el clásico contra el Madrid no me gustó mucho. Tampoco el partido del Valladolid. Por ahí pasan nuestras opciones. Si juegan así contra nosotros se puede hacer algo. A veces me aburren. A mí el fútbol me gusta rápido, el toca, toca y toca sin llegada no vale nada. La posesión bien hecha y rápida es preciosa, pero cuando se convierte en lenta y previsible es otra historia. Hay partidos que tienen el 75% de posesión y son aburridísimos.

-¿Cree que en el ideario culé pesa demasiado el recuerdo del fútbol de Cruyff o de Guardiola?

-Cada uno tiene que hacer el fútbol que quiere y le gusta. El fútbol de este Barça no tiene nada que ver con el de Cruyff y el de Guardiola. Todo depende de qué jugadores tienen unos y otros. Ni los hombres de Johan eran los de Pep ni los de ahora son los que tenía Guardiola. El fútbol lo hacen los jugadores. Pep tenía al mejor Xavi, al mejor Iniesta... Aquello eran palabras mayores.

Clemente posa junto a unos banderines en la sede de la federación vasca de fútbol. Oskar González

-¿Usted renovaría a Messi? 

-Messi quiere al club y se lleva bien con Laporta, que es un tío majo y estupendo. Pienso que le convencerá, vamos, estoy seguro. Tienen muy buena relación. Y otra cosa importante. Pienso que Messi va a seguir en el Barça por los hijos, viven mejor en Barcelona que en cualquier otro sitio. Es mucho más cómodo que llevarlos al extranjero, a París o a donde sea. Messi es el mejor del mundo sin duda. Por tanto, si sigue sería bueno para el Barça.

"Sería mejor que no hubieran inventado el VAR. Es ridículo como lo están aplicando, manipula la competición"

decoration

-Como seleccionador de Euskadi, ¿considera que alguna vez se alcanzará la oficialidad de las selecciones autonómicas? ¿Se podrá ver algún día un Euskadi-España o un Cataluña-España? 

-Es difícil, la federación española no quiere y no habrá quién los saque de ahí. Políticamente hablando nunca se sabe. Hace años tampoco pensaba yo que de Rusia y de Yugoslavia se iban a disgregar tantos sitios y, mira, todo llegó. No se sabe lo que deparará el futuro. Los vascos y los catalanes lo estamos buscando, lo queremos y lo deseamos, pero no basta con eso. Si no se alcanza la independencia será imposible ver un Euskadi-España o un Cataluña-España. Ni la UEFA ni la FIFA ni nadie lo aceptaría.

-Otro teórico avance en el fútbol ha sido el VAR. ¿Le convence? 

-Aquí voy a ser duro. Del VAR opino que mejor que no lo hubieran inventado. Es ridículo como lo están aplicando. Si lo hicieran bien, con igualdad y sin tantas equivocaciones, sería positivo, pero así no. No ven las cosas por televisión, no tienen las reglas claras, unas veces pitan manos, otras no, unas veces se detienen a analizar las jugadas, otras no... Este VAR manipula la competición, ha sido negativo para el fútbol, en realidad dificulta un juego más limpio y abierto. Hay intereses por muchos sitios.

Clemente, junto a Etoo, en su etapa como seleccionador de Camerún.

Clemente, junto a Etoo, en su etapa como seleccionador de Camerún. Reuters

-Usted ha entrenado a Camerún y a Libia, y ha vivido miles de situaciones en su trayectoria. ¿Cree que hay racismo en el fútbol?

-¿Racismo en el fútbol? Eso son chorradas. No existe. Yo entrené cinco años en África. Que le llamen a uno negro, blanco o amarillo no tiene nada que ver con el racismo. Lo único que se quiere es desestabilizar, molestar al adversario, tanto en el campo como desde la grada. ¿Por qué el público solo se mete con un jugador visitante y no ataca al local si son del mismo color? Solo se quiere joder al rival. Racismo son otras cosas, otros gobiernos. Es el tema de los niños con las pateras, que no dejen entrar a la gente en los países, que se acordonen las fronteras y no pasen los inmigrantes...

Compartir el artículo

stats