La selección española femenina de balonmano jugará dos partidos amistosos, hoy jueves y el sábado, frente a la de Dinamarca en Hillerød, y para ello el seleccionador nacional, Carlos Viver, ha convocado un grupo de Guerreras con muchas caras nuevas. Para este doble compromiso Viver ha incluido a tres jugadoras que podrán debutar en The Frederiksborg Centre: la extremo izquierda Ona Vegué y la portera Nicole Wiggins (KH-7 Granollers) y la lateral derecha Paula Arcos (Atlético Guardés), de 22, 20 y 19 años.

Estas tres jugadoras tendrán la oportunidad de disputar sus primeros encuentros con las Guerreras tras dar el salto a la absoluta por ser habituales en las convocatorias de las Guerreras Objetivo 2021 y, en su etapa de base, en las Guerreras Juveniles y Junior. “Queremos aprovechar estos dos partidos ante un rival de gran nivel con la idea de integrar jugadoras en competición para crecer en vistas al futuro, por eso hemos traído varias jugadoras de la Generación 2000/2001, con una gran progresión por delante”, señala Viver. “Habrá que tener paciencia con ellas, pero serán dos test muy fiables”.

La más joven de las debutantes, Paula Arcos, nacida en Petrel (Alicante) en 2001, señala: “Por mi parte habrá una gran mezcla de emociones ante mi posible debut; es una sensación entre emoción, nervios y ganas, y, aunque sé que será un partido complicado ante una gran Dinamarca, yo espero que todo vaya muy bien, y sobre todo disfrutaré y aprenderé al máximo de esta experiencia”.