Los goles de Dani Rodríguez, en el primer minuto del partido, y de Víctor Mollejo en la reanudación, ambos tras graves fallos defensivos de los visitantes, sentenciaron en Son Moix a un Lugo que se acerca de manera peligrosa a la zona de descenso tras encadenar su duodécimo partido sin ganar.