El Valladares tuvo en la mano la segunda victoria de la temporada y, de paso, acercarse a Arousana y al Oceja en la tabla, pero acabó concediendo un empate ante el colista. El sabor agridulce del resultado final, porque se dejaron empatar en un error de su zaga, no significa que el equipo haya dejado la línea ascendente.