Primera victoria del Alondras en esta segunda fase de la temporada, que le permite meterse de lleno en la lucha por el tercer y cuarto puesto. Los cangueses sufrieron para doblegar al Somozas, gracias a un solitario tanto de Luismi al cuarto de hora.

El encuentro mantuvo un buen ritmo en los primeros compases, algo mejor con el balón en los pies el cuadro visitante. El Alondras, como ya dio muestras durante toda la temporada, un equipo muy dificil de ser sorprendido en defensa. El gol de la victoria, llegaba en una jugada de estrategia.

Yahvé botaba una falta al segundo palo, Firi cabeceaba al corazón del área, donde aparecía Luismi, para empujar el balón a la red. No había transcurrido un minuto de ese gol y de nuevo Luismi, tuvo una clarísima oportunidad para hacer el segundo, con un mano a mano con Souto y un intento de vaselina que se iba ligeramente alto.

El Somozas apenas creaba serio peligro, salvo algún disparo de larga distancia de Pablo Rey.

Ya en la segunda mitad, cambios en el equipo visitante para dar más frescura a su ataque. El Alondras con menos balón, seguía sin pasar serios apuros y de vez en cuando, sí asustaba al Somozas. Yahvé, después de una buena triangulación, probaba con su pierna izquierda desde fuera del área, yéndose algo desviado su golpeo.

De nuevo Yahvé, instantes después, probaba en una de sus mayores virtudes, con una falta al borde del área, que se estrellaba en la madera con un Souto ya batido. Conforme pasaban los minutos el Somozas sí empezó a merodear más el área morracense, pero sin hacer trabajar excesivamente a Nucho bajo palos. A falta de quince para el final, el cuadro visitante, se quedaba con diez al ver Pacheco la segunda amarilla.

No influyó mucho el hecho de quedarse con diez para el Somozas, ya que terminó el partido teniendo más control, que su oponente. Con algún susto a balón parado, no sufriría mucho más el Alondras, que logró aguantar el resultado hasta el pitido final, llevándose los tres puntos en juego.

El próximo fin de semana, los de O Morrazo se desplazan a Lugo para enfrentarse al filial lucense, en un partido que puede comprimir todavía más la zona media de la clasificación, la de equipos que van a luchar por las eliminatorias que permiten pelear por una plaza para la Segunda RFEF.