Un solitario gol de De Frutos dio ayer en Ipurua la victoria al Levante por 0-1 y deja al Eibar de Mendilibar como colista y con una situación cada vez más difícil de poder salvar la categoría.