Mouctar Diakhaby dio ayer su versión de lo ocurrido el pasado domingo en el campo del Cádiz y reiteró que, tal y como le trasladó al árbitro, Juan Cala le profirió un insulto racista. Este, por su parte, niega haber dicho tales palabras.

“En Cádiz el domingo hay una jugada en la que un jugador me insulta y sus palabras son ‘negro de mierda’. Eso es intolerable, no puedo consentir eso. Todos visteis mi reacción”, explicó el francés en un vídeo publicado en sus redes sociales. “Yo y mis compañeros decidimos irnos al vestuario. Fue una buena decisión. Luego nos preguntó un jugador de ellos a un jugador nuestro si volveríamos al campo si Cala se excusaba. Dijimos que no puedes hacer algo y excusarte y pasar así”, apuntó.

“Espero que la Liga va a hacer cosas y soluciones para tener pruebas y que se vea y se aclare y ya está”; señaló el central, que agradeció la respuesta de su equipo “por la solidaridad, el cariño y el apoyo que me han dado y a toda la afición”.

Visiblemente enfadado por lo que considera “un circo mediático” y un “linchamiento” hacia su persona, el zaguero lebrijano ha negado de manera taxativa unos hechos que considera que no se han producido, que “en un estadio vacío y sin público nadie escucha nada” y por los que, tanto él como el club, según apuntó, emprenderán acciones judiciales.

Juan Cala explicó que a raíz de un choque, el central galo le “increpa” y, tras un intercambio de palabras entre ambos, es cuando se desencadena la reacción del zaguero valencianista y la posterior retirada temporal del conjunto ché del césped del Carranza. “Me increpa, me vuelvo con aspavientos y le digo que me deje en paz y sigo para adelante. En ese mismo momento se desentiende de la jugada, se viene hacia mí y me dice que le he dicho negro de mierda, le intento tranquilizar en dos ocasiones, le digo que no he dicho eso, me empuja, se lo repito y me vuelve a empujar”, evocó con minuciosidad Cala.

Cala declaró no tener “ningún problema” en hablar “a solas” con Diakhaby y aclararlo todo, lo que consideró que debió hacerse ya en el mismo estadio, y señaló que el francés, o bien “se lo ha inventado” o lo ha “escuchado mal”.

Sobre las críticas recibidas por parte de algunos políticos, afirmó que “los que mandan en este país deberían respetar más la presunción de inocencia” y que está dispuesto a abandonar el fútbol si se demuestra que compañeros del Cádiz trataron de que volvieran al terreno de juego ofreciendo la posibilidad de que Cala se disculpara.