La segunda prueba del Mundial de Motociclismo, celebrada ayer en Doha, elevó al primer peldaño del podio al francés Fabio Quartararo en MotoGP, al británico Sam Lowes en Moto2 y al español Pedro Acosta en Moto3.

Fabio Quartararo (Yamaha YZR M 1) consiguió su primer triunfo del año al imponerse en el Gran Premio de Doha de MotoGP, por delante de los pilotos de la escudería satélite Pramac de Ducati, el francés Johann Zarco y el español Jorge Martín. El mallorquín Joan Mir (Suzuki) fue séptimo. El francés Johann Zarco es el nuevo líder del mundial con 40 puntos, por delante de Quartararo, que iguala con su compañero de equipo Maverick Viñales, a 36 puntos.

Jorge Martín, que el sábado logró su primera “pole position” no defraudó en la salida. Si el fin de semana pasado desde la tercera línea se colocó cuarto a final de recta, ayer su fulgurante arrancada le permitió lograr algunos metros de ventaja sobre su compañero de equipo, el francés Johann Zarco (Ducati Desmosedici GP21) y el español Aleix Espargaró (Aprilia RS-GP), que superó a varios rivales desde la segunda línea.

Tras las dos Ducati y la Aprilia de Espargaró, se colocaron las dos Suzuki de Alex Rins y el vigente campeón del mundo, el español Joan Mir, con el portugués Miguel Oliveira (KTM RC 16) entre ellos.

El líder del mundial, el español Maverick Viñales (Yamaha YZR M 1), una vez más no estuvo demasiado acertado y comenzó perdiendo algunas posiciones para completar la primera vuelta en la décima posición, cuando en realidad había arrancado tercero en la formación de salida, mientras todos sus rivales “directos” daban un paso adelante en la clasificación, entre ellos los dos pilotos oficiales de Ducati, el australiano Jack Miller y el italiano Francesco “Pecco” Bagnaia.

Jorge Martín fue capaz de aguantar y mantener el ritmo en cabeza de carrera, frenando todos los intentos tanto de Zarco como de Aleix Espargaró, aunque con Alex Rins “achuchando” por detrás, hasta que consiguió pasar al de Aprilia y colocarse tercero tras el rebufo del piloto francés.

Jack Miller y Joan Mir se las tuvieron “tiesas”, con algún que otro toque entre ellos, uno en particular en la entrada a la recta de meta en la que Miller literalmente “estrelló” su moto contra la Suzuki de Mir, en una acción que Dirección de Carrera anunció que iba a investigar pero al final quedó en nada.

Entre las bajas de la carrera, la primera fue la del español Alex Márquez (Honda RC 213 V), a la que siguió la del también español Iker Lecuona (KTM RC 16), en ambos casos por caída.

Fabio Quartararo comenzó a marcharse de sus rivales, sin que Martín y el resto de perseguidores pudiesen hacer nada por evitarlo y el único capacitado para ello, Maverick Viñales, no pudo con las Ducati y se tuvo que conformar con la quinta plaza, superado en la última vuelta por el también español Alex Rins y su Suzuki GSX RR.

Sam Lowes repite

El británico Sam Lowes (Kalex) logró su segunda victoria consecutiva en Moto2, por delante del australiano Remy Gardner y el español Raúl Fernández, ambos compañeros en el equipo Red Bull sobre sendas Kalex. El mallorquín Augusto Fernández (Kalex) fue sexto.

Lowes aumenta su ventaja en la clasificación provisional del mundial al sumar el máximo de puntos de las dos primeras carreras de la temporada, mientras que Raúl Fernández logra el primer podio de su carrera deportiva en la categoría intermedia de Moto2.

El español Arón Canet (Boscoscuro) no estuvo demasiado afortunado y acabó por los suelos en la curva dieciséis a cinco vueltas del final cuando rodaba en el grupo perseguidor del grupo de cabeza.

Más atrás, Jorge Navarro (Boscoscuro), fue decimotercero, con el campeón del mundo de Moto3 en 2020, Albert Arenas (Boscoscuro), decimoquinto y también en los puntos, justo por delante de Héctor Garzó (Kalex), decimosexto.

Victoria de Acosta

El piloto mazarronero Pedro Acosta (KTM), debutante en el Mundial de Moto3, consiguió su primera victoria al imponerse en Doha, a pesar de haber salido desde la calle de talleres para cumplir con la sanción que le había impuesto el panel de comisarios.

Acosta, de 16 años, se vio obligado a salir desde la calle de talleres para cumplir con la sanción que le impusieron junto a otros seis pilotos y, evidenciando una madurez inusitada para su edad, alcanzó al grupo de cabeza, esperó su momento y consiguió sorprender a todos sus rivales para lograr la primera victoria en el Mundial de su carrera deportiva.

Antes que él, solo otro español, Dani Pedrosa, había conseguido ganar una carrera desde la calle de talleres. La victoria, además, le convierte en el nuevo líder del Mundial 2021 de Moto3. A una vuelta del final, Pedro Acosta atacó a todos sus rivales y consiguió una pequeña ventaja de cuatro décimas.