José Manuel Franco ofreció “diálogo, entendimiento y colaboración” para lograr la reactivación del sector del deporte, en el que trabajará para “revalidar la posición de líder y referente” que tiene España y para lograr “la igualdad del deporte femenino”.

Durante el acto en el que prometió su cargo como presidente del Consejo Superior de Deportes (CSD), Franco destacó que “el deporte se considera un eje estratégico de España y una herramienta esencial para el impulso de la marca país” y el papel de la industria deportiva, que representa “más de un 3% del PIB del país y da trabajo a más de 400.000 personas”.

“El deporte ha pasado a ser una parte esencial del estilo de vida, hablamos de más de 4 millones de españoles en el deporte federado; más de 60.000 clubes y más de 34.500 empresas vinculadas. Esto constituye un buen ejemplo de excelencia en nuestro país, de marca España que nos sitúa al nivel de los países más desarrollados del mundo”, dijo.

Franco habló de “gestionar con celeridad y eficacia los fondos” destinados al deporte y de la inversión de más de 300 millones de euros en los próximos años procedentes del plan de recuperación del Gobierno aprobado en octubre.

“Este año gestionaremos más de 50 millones y tendremos que incidir en la línea iniciada por mi predecesora en el plan de digitalización, el plan de impulso a la internacionalización de la industria del deporte y la dinamización del deporte femenino”, añadió.

También se refirió a la necesidad de todo sector de tener “certidumbre jurídica” y de contar con una “regulación ajustada al momento”, por lo que se comprometió a “impulsar una nueva ley del deporte, una nueva ley antidopaje para cumplir con las exigencias internacionales y establecer la igualdad radical de hecho del deporte femenino”.

“El calendario no admite ninguna tregua, tenemos en menos de cuatro meses los Juegos Olímpicos de Tokio que suponen para nuestro país luchar por revalidar una posición de líderes y referentes que ya somos en el mundo deportivo”, recordó tras invitar a todos los agentes del deporte a colaborar y a asegurar que en él encontrarán “esfuerzo de diálogo y de escuchar”.