Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Piragüismo

Toro quiere una explicación

Cristian Toro y Carlos Garrote, tras subir al podio en el Mundial en la categoría de K2.  // EFE

Cristian Toro y Carlos Garrote, tras subir al podio en el Mundial en la categoría de K2. // EFE

Cristian Toro reconoce que no está en condiciones de subirse a una piragua para jugarse su inclusión en el K4 que debe representar a España en los Juegos Olímpicos de Tokio. El gallego y el zamorano Carlos Garrote abandonaron el miércoles Trasona en medio del incendio que este proceso ha provocado por las sospechas de que el proceso se está manipulando para que los elegidos sean Craviotto, Cooper, Arévalo y Germade. Los dos palistas presentaron un parte de baja por estrés y se marcharon de la concentración.

El gallego Cristian Toro aseguró ayer que “tuvimos que parar por unas circunstancias y luego nos dijeron que se reanudaban las pruebas. Yo no puedo salir a competir así. Nos evalúan para ir a unos Juegos Olímpicos y yo no estoy al cien por cien para meterme en un barco de equipo”. El palista, que ya hace dos años se había apartado del equipo tras ser padre y sufrir un proceso de ansiedad al estar tanto tiempo lejos de su familia, puntualizó que “el psicólogo me ha dado un informe que avala mi estado mental. Voy a tratar de arreglar el problema para competir cuanto antes y ayudar a que el equipo funcione en los Juegos Olímpicos”.

Craviotto, Cooper, Arévalo y Germade, durante una de las pruebas. FDV

Toro es mucho más prudente a la hora de manifestar sus inquietudes sobre el proceso de selección. Carlos Garrote –y sobre todo su entorno, en el que se incluye el expresidente de la Federación Española José Ramón Mangas– ha sido más concluyente a la hora de apuntar a que se estaba manipulando el proceso de selección. El zamorano salió de Trasona el miércoles visiblemente afectado por lo sucedido en los últimos días: Lo que me han hecho no se lo deseo a nadie” dijo. Menos apasionado, el lucense explica que “lo estoy pasando mal. En las últimas 72 horas apenas he podido dormir”.

"Yo no puedo salir a competir así"

Cristian Toro - Piragüista

decoration

Lo que ha hecho saltar todo por los aires fueron los cronos de las pruebas del pasado fin de semana. La Federación ha conformado tres combinaciones diferentes de los seis palistas que aspiran a formar parte del K4. En todas ellas aparecen Craviotto y Arévalo, que tienen en el bolsillo el billete. Cooper, Germade, Toro y Garrote peleaban en teoría por las otras dos plazas. Todo se incendió cuando el día que se subieron a la piragua Craviotto, Arévalo, Cooper y Germade consiguieron un tiempo casi cuatro segundos más rápido que cuando se subían al bote Toro y Garrote. El gallego, que no habla de manipulación, tiene claro que debe haber una explicación y es lo que pretende que le den: “Solo intentamos saber por qué los tiempos de la embarcación en la que iba yo fueron más lentos que un barco de dos personas. La sospecha viene teniendo en cuenta que soy velocista, que me cambian por un fondista y resulta que van más rápido. Me sorprendió”. Toro es concluyente en este sentido: “Resulta que hice mejor tiempo con mis compañeros de club amateur que con tres campeones olímpicos. No tengo la respuesta, pero es evidente que quiero una respuesta”. Sobre la posibilidad de regresar a Trasona, el gallego muestra sus dudas: “No sé por qué insisten en que acuda a las pruebas. En principio no voy a ir, sigo en manos de mi psicólogo, que es quien me ha ayudado en todo esto y solo mira por mi beneficio personal. Y antes de nada necesito saber qué ha pasado”.

La Federación muestra su apoyo al seleccionador

El presidente de la Federación Española de Piragüismo, Pedro Pablo Barrios, ha reafirmado el “apoyo incondicional” al seleccionador Miguel García y a los palistas del K4 500, y ha añadido que la entidad federativa trabaja para “resolver a la mayor brevedad” quiénes serán los palistas que acudan a Tokio. “Nuestro respaldo es total a todos y cada uno de nuestros deportistas, así como al equipo técnico”, ha señalado el máximo dirigente, que rechaza entrar en polémica. Barrios ratifica el respaldo “inequívoco” a Saúl Craviotto, Marcus Cooper Walz, Carlos Arévalo, Rodrigo Germade, Cristian Toro y Carlos Garrote, los seis deportistas que luchan por las cuatro plazas para competir en Tokio en la embarcación que luchará por la medalla de oro. Ayer en Trasona debería de haberse disputado la segunda de las tres pruebas de contrarreloj programadas. Los test previstos para ayer y para hoy quedaron suspendidos tras la baja médica de Toro y Garrote.

Compartir el artículo

stats