Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Cuando los goles caen desde la muralla

El tanto de Murillo sitúa a los zagueros del Celta como los séptimos más resolutivos

Murillo conduce el balón ante Hazard y Araújo en un partido contra el Real Madrid. |  // RODRIGO JIMÉNEZ

Murillo conduce el balón ante Hazard y Araújo en un partido contra el Real Madrid. | // RODRIGO JIMÉNEZ

La defensa volvió a resolver la complicada situación que afrontaba el Celta el domingo pasado cuando perdía por un gol al afrontar los minutos de descuento del partido ante el Valladolid. Jeison Murillo atinó con un remate de cabeza tras un lanzamiento de falta directa de Iago Aspas. El central colombiano dio un punto a los célticos y se convirtió en el más destacado de su equipo durante una plomiza actuación de los dos contendientes. Además, Murillo se lleva un reconocimiento generalizado: ha entrado en los onces ideales de la vigésimo quinta jornada de la Liga. Es la tercera vez que lo consigue el cafetero desde su incorporación al Celta. Su tanto, además, es el tercero que aportan los zagueros celestes, lo que convierte a su equipo en el séptimo del campeonato con mayor participación goleadora de sus defensas. Cuando restan todavía trece jornadas, los de Coudet igualan lo conseguido por sus defensas en toda la campaña pasada, en la que Murillo también fue protagonista como rematador: se estrenó con la celeste en la goleada ante el Alavés. Con él, los goles del Celta vuelven a caer desde la muralla defensiva.

Tanto la Liga Fantasy como Who Scored han elegido a Jeison Murillo en el once ideal de la pasada jornada de Primera División. Ante el Valladolid, el colombiano cumplió en labores defensivas y tuvo la intuición para alcanzar el centro al segundo palo de Aspas que le dio un punto al Celta en los minutos en los que una semana antes se le escapó la igualada en Mestalla.

Es la tercera vez que el zaguero colombiano entra en el once más destacado de la jornada. Las dos anteriores ocurrieron el curso pasado, cuando Murillo se convirtió en una de las piezas claves para que el Celta escapase de la zona de descenso. Entonces, destacaron sus actuaciones en el empate sin goles del Celta en Getafe y en la goleada al Alavés, en el reestreno de Nolito con la celeste.

Con ese tanto del cafetero al conjunto vitoriano, los defensas del Celta cerraban su participación goleadora, que no ha sido muy abundante en los últimos tiempos, salvo en el curso 2016-17. Entonces, los componentes de la muralla de contención celeste hicieron ocho goles: Mallo, Cabral y Roncaglia, dos cada uno; además de los anotados por Fontàs y Lemos.

Desde el último ascenso a la máxima categoría, el Celta no ha encontrado una zaga más resolutiva que la que manejó Eduardo Berizzo en su tercer y último año en Vigo. Los tres primeros años de reestreno en la élite, los zagueros célticos solo contabilizaron dos goles por año, cifra que se elevó a tres el segundo curso de Berizzo. Con Unzué, la cifra ascendió a cuatro, la misma que en el curso en el que el banquillo estuvo ocupado por Mohamed, Cardoso y Escribá.

Esta temporada, la aportación goleadora de los defensas la abrió un novato, Sergio Carreira, que anotó el tanto del empate en el campo del Levante, antes de que Coudet se hiciese cargo del primer equipo. El canterano dejó de contar para el técnico argentino, que apuesta por un once tipo y con poca aportación del banquillo.

Con Coudet llegó también la transformación de Hugo Mallo en un lateral con mucha mayor presencia en ataque. El capitán del Celta abrió el marcador en la victoria en San Mamés. Además, ha disfrutado de ocasiones para incrementar sus réditos como artillero.

En el cómputo general de la Liga, el Celta aparece por detrás de Barcelona, Athletic Club, Betis, Real Madrid, Valencia y Eibar como equipos con mayor poder ofensivos de sus zagueros. La palma se la lleva el equipo catalán, con seis goles desde la retaguardia: Sergi Roberto, Lenglet, Junior, Araújo y Alba, con dos. En el Real Madrid, Varane y Ramos acumulan dos cada uno, además del anotado por Mendy. El Atlético, por su parte, solo logró uno por medio de Hermoso. Cádiz, Elche, Getafe y Real Sociedad también se quedan en uno. Destacan defensas como Esteban Burgos (Eibar) y Mandi (Betis), con 3 cada uno. Paulista (Valencia), Pau Torres (Villarreal), Germán (Granada) y Capa (Athletic Club) han anotado dos cada uno.

Y Dmitrovic, portero del Eibar, se incorpora a una relación de defensores con gol en el que falta un Néstor Araújo que se ha convertido en el zaguero del Celta con más gol de los últimos años. El mexicano anotó los 3 del curso 18/19 y uno la temporada pasada, como Murillo.

Compartir el artículo

stats