El Granada puso fin a una racha de seis jornadas sin ganar al vencer por 2-1 en el Estadio Nuevo Los Cármenes al Elche, que encadena su segunda derrota y continuará en puestos de descenso.

En un primer tiempo aburrido y de ritmo lento, un gol del portugués Domingos Quina adelantó a los locales, aunque el argentino Lucas Boyé igualó para los ilicitanos a cinco minutos del descanso, si bien en el tramo final de un igualado segundo acto marcó Antonio Puertas para dejar los tres puntos en el Nuevo Los Cármenes.

El Granada, que afrontó el choque con nueve bajas y lo acabó en inferioridad numérica al tener que marcharse del campo el venezolano Yangel Herrera por problemas físicos, tiró de corazón y de casta para sobreponerse al cansancio acumulado tras la eliminatoria de la Liga Europa.