Falta un mes para concluir la primera fase del campeonato, y todos los partidos se convierten en finales, pero para el Coruxo la de esta tarde es la final. Ganar el Guijuelo tendría un valor triple. Por un lado, seguir vivos en la pelea por acabar fuera de los puestos de play off de permanencia. Por otro, acabar con una racha de no haber puntuado lejos de O Vao desde que comenzó la temporada; y por último ganarle el golaverage al Guijuelo, que perdió en el partido de ida en Vigo por 2-1, y tal y como está la cosa toda ayuda en poca.

El equipo entrenado por Michel Alonso finalizó ayer en el campo de A Pirucha los entrenamientos de la semana. Evidentemente fue una sesión muy corta, ya que las condiciones climatológicas impedían la práctica deportiva. Un poco de preparación física y un mini partidillo fue lo que dio de si la sesión. Posteriormente el equipo bajó hasta el campo de O Vao, en donde comieron todos juntos antes de iniciar el viaje hacia Guijuelo, en donde hicieron noche a la espera del partido de hoy.

El técnico desplaza a veinte jugadores, ya que finalmente Diego Silva sufre una rotura fibrilar y se pierde el partido. Pero no todo son malas noticias para el técnico vigués, que recupera a Jacobo Trigo tras haberse perdido el partido del pasado fin de semana por sanción.

El técnico solamente tendrá que modificar la punta de ataque ante la ausencia de Silva, por lo que todo apunta que Rivera y Aarón ocuparán las bandas, con Mateo por el medio, y Moha será el hombre más adelantado. De ahí hacia atrás lo más probable es que no haya cambios en el equipo.

Los jugadores vigueses son conscientes de la importancia del encuentro en Guijuelo. La plantilla quiere confirmar el buen juego que está haciendo en O Vao y en las últimas jornadas lejos de Vigo, a pesar de no haber logrado buenos resultados. Los jugadores quieren llegar al parón de la próxima semana con todas las opciones posibles.

El Guijuelo afronta el partido de esta tarde con un total de siete ausencias. Los lesionados, Puime, Manu Molina y Lolo Plá, además de los sancionados Kamal y Cristóbal, mientras que Carlos Rubén y Jonathan Martín, serán duda hasta última hora. Chuchi Jorqués, técnico charro, dejó claro que “lo que le he transmitido a los jugadores es que para mí es la final de la Champions. Así lo vivo, así preparo los entrenos y esa es la ilusión que tengo ante el partido”.