Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Balonmano

Willkommen Roi Sánchez

Roi Sánchez da instrucciones durante un partido con el Barcelona.

Roi Sánchez se hizo entrenador al mismo tiempo que alcanzaba la mayoría de edad. Dieciocho años aprendiendo ese oficio tan complejo que consiste en dirigir a un equipo de balonmano. Un hermoso viaje que ahora está a punto de iniciar su etapa más resplandeciente. El técnico vigués se sentará la próxima temporada en el banquillo del TVB Stuttgart en la colosal Bundesliga, el mejor campeonato que existe en el mundo del balonmano. Roi pondrá de este modo fin a los cuatro años en los que ha estado trabajando en el Barcelona: dirigiendo a su filial en la División de Honor Plata y colaborando con Pasqui en el primer equipo.

Pone fin a su etapa en el Barcelona B para dirigir al Stuttgart en la poderosa Bundesliga

Hace un año, con el mundo encerrándose para el confinamiento, el Stuttgart llamó a su puerta. Querían conocer su disponibilidad. Jürgen Schweikardt, que compatibiliza el trabajo de mánager con el de entrenador, quería centrarse en su trabajo en los despachos y buscaba un técnico joven que pudiese crecer de la mano de un equipo que no llevaba demasiado tiempo en la Bundesliga pero que esconde un enorme potencial. Roi Sánchez reunía los requisitos que perseguían y el vigués incluso viajó a Alemania. Pero la pandemia congeló cualquier movimiento.

En un tiempo de incertidumbre, con los patrocinios colgando de un hilo, las competiciones en el limbo y los espectadores lejos de los pabellones, el club decidió amarrarse a un rostro conocido como el de Schweikardt, al que pidieron que siguiese un año más cargando con la doble responsabilidad en el club. Y se aplazó ese relevo. El Stuttgart y Roi Sánchez se mantuvieron en contacto.

El vigués siguió desde la distancia todos los partidos del conjunto alemán a la espera de que aquella luz volviera a encederse. Y así sucedió. Hace poco más de diez días las conversaciones entre ambos frustificaron y el Stuttgart le dio sus bendiciones. La próxima temporada habrá un vigués entrenando en la máxima categoría del balonmano alemán, en la mejor Liga del mundo con notable diferencia sobre el resto. Roi Sánchez, un tanto abrumado por los mensajes que le llueven en las últimas horas del mundo del balonmano, admite que “es la oportunidad que estaba esperando, es evidente. Es una responsabilidad, pero es una responsabilidad que quiero disfrutar”.

Para Roi el hecho de llegar a un equipo como el Stuttgart es especialmente positivo “porque no tienes la presión de los clubes históricos de Alemania. Es joven, no lleva demasiados años en Primera, pero está en una ciudad muy grande, industrial, con firmas importantes que siempre abre un horizonte positivo en cuanto a patrocinios, es u buen lugar para crecer”. Explica el técnico que precisamente buscaban un técnico que coincidiese con su forma de ver el balonmano y que como ellos “fuese joven y con ganas de crecer. En ese sentido creo que tenemos mucho para aportarnos uno al otro”. Pronto llegará el momento a sentarse a planificar el futuro, aunque apunta a que “es un equipo con posibilidades, con jugadores internacionales, jóvenes...”

El acuerdo con el Stuttgart pone fin a la etapa de Roi Sánchez en el Barcelona donde ha dirigido con éxito al equipo filial y ha echado una mano a Pasqui en el primer equipo: “Es una pena dejar esta institución, pero es lo que toca. Yo soy del Celta, pero después mi equipo siempre había sido desde niño el Barcelona. Mis padres vivieron en la ciudad y me inculcaron un poco también ese sentimiento. Para mí llegar a este club era algo increíble y es de lo mejor que nunca haré en la vida. Disfrutar de esta organización, trabajar al lado de Pasqui, dirigir al mejor filial del mundo...han sido cuatro años que han supuesto una experiencia impagable para mí, un salto enorme en mi carrera”.

Siempre habría quien podría pensar que tal vez con tiempo podría heredar el puesto de Pasqui en el primer equipo, pero Roi pone los pies en la suelo de inmediato: “Alguna vez viene alguien y te dice algo por el estilo. Pero de verdad que es algo que nunca me he planteado porque creo que el mejor entrenador que puede tener el Barcelona es Pasqui y me alegro de que así sea. Dirigir a un equipo como el Barça sí que es entrar en otra dimensión”.

La experiencia en Hannover y el idioma

Para Roi Sánchez Alemania no es un territorio desconocido. El técnico vigués ya estuvo viviendo en ese país antes de saltar al banquillo del Barcelona B. Entre 2013 y 2017 vivió en Hannover. En el TSV Hannover-Burgdorf Sánchez fue entrenador en jefe del equipo sub19 y entrenador asistente del equipo de Tercera División antes de ser nombrado entrenador asistente del equipo de la Bundesliga en 2015. Allí conoció en primera persona la locura que es el balonmano en Alemania, inmensos pabellones a reventar, público entregado, popularidad de los jugadores, dinero en patrocinios, en contratos...un paraíso que ahora disfrutará desde uno de los cargos de máxima responsabilidad. Roi tiene claro que esa experiencia ha sido esencial a la hora de tomar una decisión: “Tengo claro que el Stuttgart, aparte de las condiciones o conocimientos que vea en mí, también me ha elegido porque conozco el idioma y el país. Era un punto a mi favor. Domino el alemán de mi anterior experiencia y aunque no puede ir a dar una conferencia el idioma para ser entrenador de balonmano lo conozco”. Roi Sánchez también tiene tiempo de celebrar el hecho de que los entrenadores españoles sigan invadiendo banquillos de las grandes ligas del mundo, lo mismo que jugadores y reflexiona sobre el balonmano en España: “Es evidente que tenemos todo. Los entrenadores están en los mejores equipos, los jugadores también, la selección no para de ganar cosas e incluso vemos a los árbitros dirigiendo la final del Mundial. Es España nos falta una estructura sólida para crear una Liga más potente que sea capaz de equipararse con las mejores de Europa. Ojalá pueda darse, pero por ahora estamos lejos”.

Compartir el artículo

stats