El Vigo-Rías Baixas pone la guinda a su plantilla para la temporada 2021 con un corredor que ha triunfado a nivel internacional en el pelotón profesional. Benjamín Prades, ganador del ranking asiático de la Unión Ciclista Internacional en 2017, se une al proyecto presidido por José Luis Chamorro. El ciclista tarraconense se convierte en uno de los fichajes más importantes del equipo flúor en toda su historia.

La experiencia de Prades en Asia se ha prolongado durante siete exitosas campañas. Dio el salto al profesionalismo en 2014 con el conjunto Matrix Powertag y en las cinco últimas temporadas ha defendido el maillot de otra formación nipona, del Team Ukyo. En su palmarés sobresalen su triunfo en la general final del Tour de Taiwán en 2017, victorias logradas en el calendario japonés, en el indonesio y el segundo puesto firmado en la Japan Cup de 2017, prueba HC (fuera de categoría) del calendario UCI y en la que participaron algunos de los equipos más poderosos del planeta como el Lotto-Jumbo o el Trek.

El catalán también ha demostrado su calidad en España. En 2019 terminó quinto en el campeonato estatal de fondo en carretera, cruzando la línea de meta a 18 segundos de Alejandro Valverde. En la Clásica de Villafranca de Ordizia rozó la victoria al finalizar segundo en 2016 y en la Vuelta Asturias de 2018 fue tercero en una etapa.

Cambio de planes

La pandemia dejó al borde de la retirada a este ‘samurái’, que el año pasado apenas pudo correr al suspenderse casi por completo la actividad competitiva en Asia. “Tenía dudas sobre si seguir. Estaba un poco desencantado de la bicicleta y desde el Campeonato de España, el pasado mes de agosto, hasta enero solo hice 1.200 kilómetros”, confiesa Prades.

Vigo trae buenos recuerdos al corredor de Tarragona, dado que en sus calles se impuso en la primera etapa de la Volta a Galicia 2013. Con su llegada el conjunto que dirige Marcos Serrano cierra el capítulo de altas. Miguel Ángel Fernández, Ángel Maneiro, Max Williamson, Ander del Castaño y Álvaro Carasa.