A Alfon le encantan los derbis. Se salió en Riazor frente al Deportivo antes de Navidad y esta mañana decidió en partido ante el Coruxo el enfrentamiento que medía a los dos equipos vigueses de la categoría. El atacante manchego del Celta B, que el pasado viernes debutó en Primera con el primer equipo, demostró su gran estado de forma para desequilibrar en el minuto 89 un choque igualado desde pitido inicial. Un resultado que aúpa al filial del Celta a la zona de ascenso y que complica la situación a los de O Vao en la parte baja.

El choque fue muy disputado. El Coruxo, mejor asentado en el primer tiempo, consiguió generar su ocasión más peligrosa con las botas de Mateo. El intento del delantero del equipo verde se encontró con el paradón de Sequeira. Antes del descanso Míchel Alonso tuvo que mover su banquillo por una lesión de su lateral Martín Fuentes que podría revestir gravedad.

En el segundo tiempo los de Onésimo Sánchez pisaron el acelerador. La defensa del Coruxo resistió todas las embestidas y no empezó a mostrar signos de flaqueza hasta la entrada de Iker Losada. El delantero ayudó a desatascar a los suyos y en el 89, tras un mal despeje del excéltico Jonathan Vila, Alfon controló con el pecho en el borde del área y engatilló un disparo de volea que superó al portero del Coruxo.