El Porriño PBB vuelve esta tarde a disputar un partido de baloncesto en lo que, sin lugar a dudas, es la temporada más extraña de la historia. Aunque la competición vuelve dentro de una semana con la disputa de la novena jornada, los porriñeses solamente han jugado tres partidos, y entre esta tarde y el mares recuperarán dos de los atrasados.

Jenaro Alonso, técnico del cuadro porriñés, apuntaba ayer que “estamos intentando de nuevo volver a tomar sensaciones con la competición. Hay dos posibles bajas, pero estamos con ganas de jugar y volver a es falsa normalidad, en cuanto a lo que a la competición se refiere”. Sobre el partido de esta tarde, el técnico apuntó que “es un desplazamiento largo que nos suele penalizar, un campo difícil un ambiente difícil, será un partido especialmente complicado. Ellos están llamados a ser uno de los gallos de la competición, y jugando en casa más difícil. Tienen una gran plantilla, en la que destacaría el buen bloque, buen uno contra uno, una gran defensa y buen juego a campo abierto. Son muy duros atrás. En resumen, uno de los equipos creados para estar arriba, aunque tan solo llevan jugado un partido más que nosotros”.