Importante victoria del Val Miñor, que se coloca como el mejor perseguidor de Celta y Deportivo, que lideran el grupo con ventaja suficiente para jugarse el campeonato. No fue un partido cómodo para los de Nigrán, que comenzaron dominando sin efectividad. El Pabellón apostaba por un fútbol directo que los del Val Miñor lograban controlar. No hubo demasiadas ocasiones, pero mediado el periodo un mal despeje de Alberto acababa con el balón dentro de su portería.

En la segunda parte el cuadro ourensano se fue arriba, aunque poco a poco el Val Miñor se fue estirando y recuperando la posesión del centro del campo, lo que le permitió llegar con cierto peligro al área del Pabellón.