El Liverpool pagó su desacierto con un frustrante empate ante el West Bromwich (1-1), que rentabilizó una de sus pocas ocasiones. El tropiezo del conjunto de Jurgen Klopp ante el penúltimo evitó la consolidación del liderato ‘red’, que desperdició el empate entre el Leicester y el Manchester United para ampliar su ventaja.