Después de un nuevo paso por quirófano, el vigués Adrián Alonso, “Pola”, pudo reaparecer la pasada jornada ante el Santa Coloma en un partido el capitán interista confía en haber aparcado su calvario de lesiones que le han tenido casi sin jugar este 2020.

–Punto final a un nuevo contratiempo en forma de lesión, que además, le obligó a pasar otra vez por quirófano, ¿cómo se siente tras reaparecer en el partido ante el Santa Coloma el pasado fin de semana?.

–Me siento bien, contento a nivel emocional y feliz de volver a poder hacer la misma rutina todos los días y poder entrenar con mis compañeros y ahora lo que me falta es coger ritmo, intensidad de los partidos, entrenar mucho, seguir fortaleciendo para que la rodilla sufra lo menos posible y poder volver a ser importante.

–¿Cuáles han sido sus sensaciones durante el encuentro?

–Ahora lo que falta es ir cogiendo minutos poco a poco, cogiendo la intensidad y el ritmo de los partidos que al final el del otro día fue bastante alto y eso sí que me costó, sobre todo en la primera parte. En la segunda volví a entrar otra vez y me encontré mucho mejor, así que nada, ahora es cuestión de que vayan pasando los partidos, haciendo bien las cosas y no precipitarme.

–Venía de un año casi en blanco por su operación de rodilla y, justo en el último partido de pretemporada, vuelve a lesionarse, ¿qué pensó cuando supo el alcance y que había que volver a pasar por quirófano?

–Pensé muchas cosas. No soy una persona que crea en la buena o en la mala suerte. Al final pasó porque tenía que pasar. No podía hacer nada, solo mentalizarme de que tenía que volver a pasar otra vez por un proceso de recuperación y sabía que si hacía bien las cosas volvería otra vez a jugar.

–¿Se sufre más desde la grada? ¿Cómo ha visto al equipo en su ausencia?

–Se sufre bastante más a nivel emocional. A nivel físico evidentemente, no. Pero es verdad que vi al equipo bien. Es verdad que nos falta, es un equipo nuevo en su mayor parte y lo que tenemos que hacer es entrenar fuerte, estar concentrados, ir absorbiendo lo que Tino Pérez (el entrenador) nos pide y yo creo que hay un grupo muy bueno, un equipo ganador.

–Tras el partido del sábado, en el que su equipo remontó un 1-3 para acabar empatando a tres goles usted, destacó sobre todo la actitud.

–Yo creo que a día de hoy ahora mismo lo más importante en la plantilla es la actitud, tener una actitud positiva, ganadora y, sobre todo, de creerse lo gran jugador que es cada uno de ellos y los colores que defienden. El Inter es un equipo ganador y los jugadores que estén en el Inter tienen que tener una mentalidad ganadora y no pueden pensar que ningún rival es superior y que nos pueden sacar puntos.

–Precisamente, hoy mismo se miden al Mengíbar FS en los octavos de final de la Copa del Rey. ¿Cómo lo afrontan?

–Hay que ganar sí o sí. Somos un equipo de Primera ante uno de Segunda y somos el Inter y, sin menospreciar a nuestro rival, tenemos que salir con una actitud como si jugáramos una final porque realmente es un partido a eliminatoria única y si perdemos nos dejan fuera. Jugamos en su cancha, en una pista que va a ser complicada porque es una pista de goma, así que tenemos que salir respetando a nuestro rival pero con la mentalidad de ganar.

–Volviendo a la Liga, ¿cuesta mantener el pulso a la competición con tantos encuentros aplazados y complica eso también saber en que situación real están los rivales?

–Está claro que este año es todo mucho más difícil. ¿Lo bueno? Que no somos los únicos, todas las plantillas están expuestas a esto. Lo importante de todo sabíamos que era jugar, tener unas medidas de seguridad mínimas para poder jugar y que haya los mínimos contagios posibles y está pasando esto. Si hay que aplazar partidos o jugar más encuentros entre semana es lo que nos toca este año y tenemos que adaptarnos.

–Pendientes todavía de jugar alguno de esos encuentros aplazados, el 2020 toca a su fin. ¿Tiene ganas ya de que se acabe?

–Hay cosas positivas que sacar de este año, dentro de todas las cosas negativas que te pueden pasar. A mí el 2020 me ha dado cosas negativas, pero también otras positivas que te hacen mejor persona, mejor jugador, que te hacen afrontar la vida de forma diferente.

–Y al 2021, ¿qué el pide?

–Salud. Al próximo año le pido saludo para mí y para toda la gente que está a mi alrededor.