La plantilla del Coruxo se ha conjurado esta semana para que el partido de esta mañana ante el Guijuelo en el Campo de O Vao, marque el punto de partido de una nueva etapa del equipo vigués en la competición. Los charros llegan a O Vao con cuatro puntos más que los vigueses, y vienen de cosechar un punto el pasado fin de semana en su campo ante el Deportivo.

Michel Alonso, entrenador del equipo vigués, reconocía tras la sesión de entrenamiento de ayer, que “es cierto que cada jornada que pasa, en la situación en la que estamos, cada partido es más importante que el anterior y es evidente que el partido es muy importante”.

Esa responsabilidad se transmite al equipo, que está convencido de que hoy se va a lograr la primera victoria del campeonato. Borja Yebra, afirmaba tras el entrenamiento, que “las sensaciones en algunos partidos de los que hemos disputado han sido buenas, pero está claro que con un punto y cero goles a favor, lo importante es ganar para ver si somos capaces de engancharnos cuanto antes”. Y es que una victoria ante el Guijuelo le permitiría a los vigueses tomar aire.