El Real Madrid quiere usar la moral que le dio la victoria contra el Inter para volver a la senda de la victoria en LaLiga frente a un Alavés que llega tras cuatro partidos consecutivos sin perder (una victoria y tres empates), aunque se mantiene en la parte baja de la tabla.

El conjunto blanco llega con la moral subida tras la importante victoria en casa del Inter de Milán (0-2), que deja en su mano la clasificación para octavos de final de la Champions y quiere transmitir esa imagen de equipo en la que insiste el francés Zinedine Zidane a un campeonato doméstico en el que suman dos partidos consecutivos sin ganar: una derrota, contra el Valencia, y un empate, frente al Villarreal. Dos resultados que le han alejado del líder, aunque con un partido menos, la Real Sociedad (23 puntos-) y del Atlético de Madrid, quien con ocho encuentros, por los nueve del Madrid, suma 20 puntos en su casillero, tres más que el conjunto blanco. Con mucha Liga por delante, recuperar la regularidad es clave para los blancos.