Sergio Ramos sufre una lesión muscular en el bíceps femoral de la pierna derecha y estará de baja entre diez y quince días, según determinaron las pruebas médicas a las que fue sometido ayer.

El capitán del Madrid, que sufrió un pinchazo el miércoles en el encuentro con la selección española ante Alemania y que tuvo que ser sustituido antes del descanso con el holgado marcador de 3-0, se perderá seguro los duelos contra el Villarreal y el Alavés de LaLiga Santander, y el del miércoles próximo, en Milán, contra el Inter, de la Liga de Campeones.

La presencia de Sergio Ramos para el siguiente encuentro de la competición europea, frente el Shakhtar el 1 de diciembre, es dudosa. “Tras las pruebas realizadas a nuestro jugador Sergio Ramos por los servicios médicos del Real Madrid se le ha diagnosticado una lesión en el bíceps femoral de la pierna derecha. Pendiente de evolución”, rezó el comunicado del club.

La presencia de Ramos en la zaga se ha convertido en empíricamente imprescindible. El equipo madridista ha caído en siete de los últimos ocho partidos de Champions en los que no ha estado el central, destacando las derrotas por 1-4 ante el Ajax (18-19), por 2-1 City ante el pasado mes de agosto y el 2-3 ante el Shakhtar en la primera jornada de la fase de grupos.

La situación de la defensa blanca se ha tornado muy delicada, teniendo en cuenta de que Militao acaba de volver a los entrenamientos tras 16 días con Covid y que Nacho también vuelve ahora tras la lesión que sufrió en el Camp Nou el pasado 24 de octubre.

No todo son malas noticias, sin embargo, para Zinedine Zidane. Ha recuperado al belga Eden Hazard y al mencionado Eder Militao, que este jueves se unieron a la plantilla tras haber dado negativo en el test por coronavirus tal y como sucedió con Casemiro el miércoles.

El rocoso Casemiro anunció el pasado 7 de noviembre que padecía covid y todo este tiempo, sin síntomas, ha podido trabajar en aislamiento en su casa. El mediocampista, ya con el negativo consignado, se entrenó el miércoles con el resto de sus compañeros.

El francés Raphael Varane, por su parte, llegó a Valdebebas con molestias en el hombro tras jugar con su selección y se probará esta misma mañana en en el último entrenamiento previo al partido para ver si puede estar en La Cerámica. Fundamental su recuperación ante la debilitada línea de retaguardia.

Kareem Benzema proporcionó una noticia aún mejor para la afición blanca. Volvió el delantero a ejercitarse y deja atrás la lesión que sufrió en la mano en Mestalla.