Un gol de falta directa anotado por María Davila a dos minutos del final llevó las tablas a A Gándara. Dicen que la fe mueve montañas y una de las virtudes del nuevo Valladares que ha tenido que moldear Jacobo Lorenzo en pocas semanas es esa. No arroja la toalla, continúa en el cuadrilátero y, en esta oportunidad, tuvo premio.

El duelo provincial ante el Arousana fue un calco de lo que le sucedió a las vilagarcianas una semana antes contra el Mos. Este pudo sentenciar a su adversario, no lo hizo, y acabó perdiendo dos puntos; ayer, el equipo que se fue con un punto que le sabe a derrota es el Atlético Arousana.

Belén Fernández, libre de marca, había fusilado a Antía en la ocasión visitante más clara del primer periodo y Miriam Señoráns, líder de las arousanas, anotaba el 0-2 de falta bien ejecutada. El Valladares ya había recibido un 1-5 en casa ante el Victoria FC santiagués y un set (6-1) en As Baloutas. Parecía que con tal marcador adverso, la moral podría flaquear. Pues no. Señoráns tuvo el tercero, pero Antía salió valiente y se adelantó lo justo en el mano a mano.

En la segunda mitad, el Valladares fue otro. Más incisivo, más recuperador, con más dominio del cuero y, por tanto, con mayores opciones. El duelo ya era otro. Moni hacía mucho daño en velocidad y con buen control del cuero. Un centro por la banda que hacía aguas, rematado en el segundo palo con enorme zapatazo de Nerea, daba el 1-2. Nando González, el técnico visitante, cambiaba el carril derecho, para dar más profundidad con María Arufe arriba y, a priori, más consistencia atrás con Nere. Lo primero lo consiguió; no lo otro.

El Valladares contó con su capitana, Yasmín Fernández, colosal al corte y en el juego aéreo. Y cuando el Arousana tuvo más ocasiones (Miriam Señoráns, de disparo diagonal o dentro del área), Antía se mostró enorme de reflejos. Tras el 1-2, Lorenzo sacó toda su artillería. Al césped Sara Castro y María Fernández. Vanesa provocaba una peligrosa falta lateral y María Davila ordenaba a sus compañeras acogotar al rival. Chutó, buscó un lanzamiento directo, la portera visitante intentó despejar, pero tocó poco y mal el cuero. Gol. Es su segundo tanto en tres partidos… después de seis años fuera de la competición.