España se la juega contra Suiza

España inicia hoy (20:45 horas) ante Suiza la serie de dos partidos que será claves en la Liga de Naciones. Dos partidos en los que Luis Enrique, puede dar un salto adelante en el banquillo de la selección española, que espera conseguir el primer éxito con el exentrenador del Barcelona logrando un billete hacia la fase final del torneo.

Hasta el momento, la trayectoria de Luis Enrique con España no ha tenido la continuidad deseada para poder evaluar su evolución. En 2018, cuando accedió por primera vez al cargo, dirigió a España en la anterior edición de la Liga de Naciones y acabó en la segunda plaza del grupo A, sin opciones a pelear por el título. Después, un problema personal le apartó de la fase de clasificación para la Eurocopa (apenas dirigió el primer encuentro frente a Noruega) y, sellado el pase de España con Robert Moreno al frente, el entrenadores gijonés, a su vuelta, no pudo dirigir a la “Roja” en el torneo continental por culpa del coronavirus.

Su segunda etapa comenzó donde inició su andadura con España, en la Liga de Naciones. Ahora, en apenas tres días, Luis Enrique y su equipo tendrá la opción de cerrar la primera fase con un liderato de prestigio. De momento, España, después cuatro partidos, lidera el grupo 4 con siete puntos tras empatar ante Alemania (1-1), ganar y perder con Ucrania (4-0 y 1-0) y derrotar a Suiza (1-0). Con un punto de ventaja sobre alemanes y ucranianos, el duelo ante Suiza, antesala del que tendrá que disputar frente a Alemania, marcará el destino definitivo de España en la Liga de Naciones.

El cuadro de Luis Enrique llegará a la cita después de firmar un empate en el amistoso frente a los Países Bajos (1-1) en el Johan Cruyff Arena de Amsterdam. Con una mayoría de jugadores que probablemente serán suplentes contra Suiza, España cumplió en un choque en el que la peor parte se la llevó el lateral izquierdo Gayà, que sufrió un violento golpe con la cabeza de Hans Hateboer que obligó a citar al jugador del Getafe Marc Cucurella.

Así, sólo Álvaro Morata podría repetir en el once, aunque Ferrán Torres aprieta fuerte y podría sentar en el banquillo al delantero del Juventus. Otros nombres como David De Gea, Sergio Ramos, Sergio Busquets o Mikel Oyarzabal aparecerán como novedades respecto al choque ante los Países Bajos. Con ellos, Luis Enrique espera tocar el botón del éxito.

Enfrente, se encontrará a una selección que no quiere perder la categoría y acabar en la Liga B. Suiza apenas acumula dos puntos gracias a sus empates ante Alemania (1-1 y 3-3) y los jugadores de Vladimir Petkovic están avisados de las consecuencias para su equipo en el caso de sufrir un descenso.

El impacto sería económico y deportivo. Primero, el atractivo de la competición para el aficionado helvético bajaría por un descenso del nivel de las selecciones. Además, la Federación Suiza de Fútbol notaría las consecuencias. Las primas son más bajas: en lugar de 2’25 millones de bonificaciones de entrada, los equipos de la Liga B reciben 1’5. También perciben menos cantidades de acabar en la primera posición de un grupo (1’5 millones por 2’25).

“Seré juzgado por lo que haga en las grandes competiciones”

Luis Enrique aseguró ayer en rueda de prensa que Suiza, su próximo rival en la Liga de Naciones, es el equipo “más trabajado” al que se ha enfrentado en la competición. El entrenador asturiano tiene muy claro que el combinado helvético es muy poderoso pese a que no ha conseguido ganar ninguno de los últimos seis encuentros que ha disputado, todos los del año 2020. “Me espero una Suiza muy parecida a la que vimos en Madrid porque ha seguido jugando de la misma manera, porque son sus señas de identidad. No especulan, atacaran de la misma manera, elaborando desde atrás. Selección de las más completadas de Europa a pesar de que no tengan quizá individualidades de altísimo nivel. Pero como colectivo, sin duda para mí de las mejor trabajadas”, comentó. Además, habló sobre la importancia de estar en una posición alta del ránking FIFA y reconoció que es un objetivo que se marcó él personalmente y que además lo transmitió públicamente y a sus jugadores. “Subiendo el ránking pienso que se tienen más posibilidades reales de conquistar algo. El aficionado quiere que después de esa etapa gloriosa en la que ganamos estemos en disposición de ganar mas títulos. Prefiero estar el 16 y ganar la Eurocopa, pero sumar buenos resultados te hace ganar en confianza de cara a una fase final. Pero yo tengo que ser juzgado en base a las grandes competiciones”, señaló. Asimismo, cuestionado por si le gusta jugar con un falso nueve como recurso, indicó que depende de muchos factores como el estado de forma de sus jugadores, del rival y de la idea futbolística. “Me gusta, he jugado con falsos nueves y con nueves puros. En función de lo que tengamos. No me cierro a ninguna posibilidad, a ningún planteamiento”, dijo.