El Atios frenó al Arenteiro, los ourensanos encadenan dos partidos sin ganar, lo que les ha costado el liderato. Un espectacular Diego Pérez repelió todas y cada una de las intentonas de los carballiñeses, que fueron muchas, la mejor la que le sacó a Eimil a la media hora.

En el descanso comprendieron los pontevedreses que sólo aguantando atrás no iba a ser suficientes. Porque recibieron lanzamientos de prácticamente todos los futbolistas rivales, también de los defensores.

Dicho y hecho, nada más volver de los vestuarios, un lanzamiento de Mota se marchó rozando el poste. Hasta el minuto 15 se extendieron sus mejores minutos, aunque por el camino tuvieran que salir airosos de los remates de Javi Pazos y de Marquitos. Mención aparte para el delantero porriñés del Arenteiro, las tuvo de todas los colores pero se marchó seco a casa.

Mediado el segundo tiempo tuvo otra el Atios, esta vez fue Sombri el que cabeceó fuera cuando estaba solísimo un balón puesto desde la esquina.

No desfalleció el Arenteiro, que siguió dándole al pico y a la pala, esperanzado en que el muro que tenía enfrente acabase derrumbándose tarde o después. Alex Fernández mandó la pelota al lateral de la red, Marquitos siguió maldiciendo un domingo en el que el gol se le negó un montón de veces.

Marcos tuvo el tanto del triunfo en el minuto 80, pero el pelotazo se le marchó por encima del larguero. Con el tiempo casi consumido respondió Joni, sin acierto. Hasta el 96 se fue el partido, sin goles.