El Atlético no pasó del empate ante el Lokomotiv en un partido en el que el equipo colchonero disfrutó de suficientes ocasiones para marcar, especialmente en la segunda parte, que fue un auténtico asedio.

Marcó primero Giménez, pero los rusos empataron poco después desde el punto de penalti tras una mano innecesaria de Herrera. El conjunto de Simeone mejoró con la entrada de Koke tras el descanso. Joao Félix asumió el liderazgo en la segunda parte, pero el portero local salvó a su equipo con varias paradas de gran mérito. Rompió la serie atlética de cuatro victorias seguidas en la capital rusa.

El que no estuvo a la altura fue Luis Suárez. El uruguayo lo intentó sin demasiado acierto y prolongó su mala racha sin marcar en campo contrario en Liga de campeones.

Hoy el Sevilla recibe al Krasnodar (21.00).