El Deportivo cedió sus primeros puntos en Segunda B ante el Compostela en el Estadio Vero Boquete de San Lázaro, donde no pasó del empate sin goles (0-0).

El conjunto coruñés repitió el once de la primera jornada, en la que superó al Salamanca en el minuto 97 (2-1) y también los problemas, le costó elaborar acciones ofensivas y apenas comprometió a su rival.

El portero uruguayo ‘Pato’ Guillén intervino en la primera parte en un disparo desde la frontal de Keko Gontán que el costarricense Celso Borges convirtió en el rechace, pero en fuera de juego, y tuvo la suerte de cara en un lanzamiento de su compatriota Nacho González que dio en el larguero, rebotó en el cuerpo del guardameta y se fue a córner.

El Compostela acabó el partido con mejores sensaciones que el cuadro coruñés e incluso le puso en apuros con varios acercamientos al área de Carlos Abad mientras el Deportivo se fue diluyendo poco a poco hasta desaparecer por completo. Partido que dejó una sensación bastante amarga en la hinchada deportivista que ayer (aunque el domingo pasado ya había sufrido para ganar a Salamanca) empezó a ser consciente de los problemas que le esperan en cada partido.